Internacional

Rotary lanza campaña para erradicar la polio

Mediante la cruzada denominada Cumplamos nuestra promesa: erradiquemos la polio, los rotarios del mundo fomentan la participación de sus respectivas comunidades en las actividades de recaudación de fondos necesarios para lograr la eliminación de esta enfermedad en 2005.

Para tal propósito, la comunidad rotaria mexicana tiene previsto donar a la Campaña Mundial la cantidad de 10 millones de pesos.

La República Mexicana está conformada por nueve distritos rotarios y 90 clubes rotarios con 1980 socios.

El Distrito Rotario 4170 (conformado por el Distrito Federal, el Estado de México e Hidalgo) se ha propuesto como meta recaudar tres millones de pesos.

En el ámbito mundial, Rotary se propone recaudar 80 millones de dólares para el año 2003. Ésta es la segunda ocasión que Rotary Internacional pone en marcha una campaña contra la poliomielitis y, al igual que en 1985, espera superar la meta establecida. Hace 12 años el objetivo fue recaudar 120 millones de dólares, pero esa cantidad se rebasó al reunir el doble, 240 millones de dólares.

La poliomielitis es una enfermedad viral altamente infecciosa que aún afecta a la población infantil menor de cinco años de Asia meridional, así como de algunas partes del continente africano, y puede causar la parálisis y, en ocasiones, hasta la muerte.

Puesto que no existe cura para este mal, la mejor protección es la prevención. Se puede proteger a un niño contra la poliomielitis de por vida con tan sólo una dosis de vacuna que cuesta 50 centavos de dólar. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que se necesitará un total de 1,000 millones de dólares entre 2002 y 2005 a fin de asegurar la distribución de más de 6,000 millones de dosis de la vacuna oral para inmunizar contra la polio a 600 millones de niños en el mundo.

Dado que la falta de recursos económicos constituye la amenaza principal para lograr la erradicación de este padecimiento, es preciso recaudar los fondos necesarios con extrema urgencia.

Países que nos están viendo