¡Sí hay vida en el Everest!


Publicada el
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this page

Aunque en pequeñas proporciones, hay zonas de la montaña donde nacen y crecen las plantas arenarias

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

Sin nieve, el Monte Everest tendría un color verde fuerte, dado que está cubierto de musgo

Sin nieve, el Monte Everest tendría un color verde fuerte, dado que está cubierto de musgo

A quien pensaba que la altura, los fuertes vientos y la alta temperatura que predomina en el Monte Everest impedían la estabilidad fija de seres vivos, está en un error.

Hay zonas de la montaña más alta del mundo, que se ubica en la cordillera de Mahanlagur, en la frontera entre China y Nepal, en donde se ha descubierto que crecen unas plantas llamadas arenarias.

Esta vegetación abunda en esa zona y es de las pocas en resistir los climas fríos, aparte de que es común verla en terrenos de China y los países que la rodean.

Dado este descubrimiento, diversos estudiosos en vegetación de todo el mundo, han decido escalar los más de ocho mil 848 metros de altura de esta montaña, pero no para romper un récord ni lograr una hazaña, como suele pasar con los alpinistas profesionales quienes deciden emprender el reto, sino para investigar más sobre la vida de estas plantas.

Pero más que las arenarias, el Everest está repleto de musgo, solo que no se puede ver por las capas de nieve que lo cubren, al grado que, se asegura, de no tener nieve, la montaña tendría un tono verde fuerte, como la hierba musgosa que abunda en el lugar.

Revista Protocolo

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>