Life & Style

Experiencia de Frida: vino y chocolate

Fusión de sabores en tu boca

Por: Aidé Reynoso Castro

Disfrutar de una copa de vino siempre resulta un placer y en esta ocasión inspirados en la vida de Frida Kahlo a través de la fusión del chocolate, vino y bocadillos, recientemente, en el Club de Banqueros de la Ciudad de México, se vivió la “Experiencias de Frida” donde se pudo disfrutar de la cata maridaje de los vinos de las distribuidoras Vernazza, empresa 100 por ciento mexicana que importa, distribuye y que actualmente sus productos se pueden encontrar en la República Mexicana en restaurantes y hoteles.

De la mano del sumiller Jesús Escobar Milano se pudo degustar el Torre de Tierra, una variedad 80 por ciento tempranillo y 20 por ciento cabernet Sauvignon; el Surco 2.7, una variedad 100 por ciento cabernet Sauvignon, entre otros, así como vino rosado, mezcal y productos de chocolatería.

Muchas veces la pregunta es: ¿Tinto, blanco, rosado, dulce, seco, afrutado?

El sumiller Escobar, quien tiene una experiencia de más de 25 años en el medio del maridaje, condujo paso a paso el equilibrio de los taninos del chocolate y los vinos, la degustación combinada de ambos, el saber apreciar el olor y el sabor de las notas florales, etc., fue una experiencia única.

La presentación de esa experiencia sensorial con elementos como el vino, chocolate y una degustación de mezcal hicieron una noche inigualable a través de la impresionante vida de una de las pintoras más aclamadas del siglo XX, una mujer con una vida marcada por el dolor, el sufrimiento. Frida Kahlo, personaje que ha trascendido en la historia de México, artista consagrada en símbolo universal y que en esta ocasión fue la protagonista que inspiró esta cata maridaje.

La simple idea de maridar vino y chocolate intriga, y a través del relato sobre la historia de Frida, una mujer de extraordinario magnetismo y personalidad, se dio inspiración a este maridaje buscando el equilibrio perfecto entre vino y chocolate.

Frida fue una artista cuya vitalidad y sensualidad surgió de sus propias experiencias, y así, documentados en cada uno con textos explicativos que sondean las influencias en la vida de la artista, se pudieron apreciar las características específicas de aroma y sabor que hicieron compatibles el vino y el chocolate. Cabe señalar que en esa degustaciones no podía faltar el vino con el alimento salado, con ello se pudo apreciar que el vino correcto puede lograr potenciar los sabores de los alimentos de una manera inexplicable.

El aroma, acidez y dulzor de estos elementos, ese maridaje exótico y único fue una experiencia enriquecedora vivida por primera vez para algunos, y disfrutada, ampliada e irresistible para otros.

Y como el vino siempre ha sido fuente de inspiración para muchos artistas, se cita la frase de Omar Khayyam: “Si los amantes del vino y del amor van al infierno… vacío debe estar el paraíso”.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo