La importancia de conocer nuestro país

Sobre todo en esta época en la que el turismo internacional se ha frenado por la contingencia del virus de la influenza A H1N1. Esto sería una forma de apoyar al sector turístico

Por Helen Krauze

la-importancia-1-portada-11-mayo-09Hoy día, los mexicanos tenemos que considerar el viajar por nuestro país y conocer sus maravillas. Sobre todo en esta época en la que el turismo internacional se ha frenado por la contingencia del virus de la influenza A H1N1. Esto sería una forma de apoyar al sector turístico.

Desde luego que un buen incentivo sería que las aerolíneas y demás medios de transporte ajustaran sus precios hacia aquellos lugares que muchos no pueden sufragar. Esto significaría “hacer patria”, ya que el costo para viajar a nuestro maravilloso sureste es en ocasiones más caro que hacia a otros países.

Y para empezar, por qué no visitar la pequeña ciudad de Dolores Hidalgo en Guanajuato, cuna de la Independencia nacional.

Precisamente un grupo de periodistas, miembros de la Asociación Mexicana de Prensa Turística (Ampretur), fuimos invitados a esa entidad, y la verdad nos sorprendió todo lo que ahí se está realizando para el ya próximo Bicentenario de la Independencia. Desde infraestructura hotelera y restaurantera; gigantescos monumentos conmemorativos; más de 200 cabezas de águila —labradas en cantera rosada— colocadas para conocer la Ruta de Hidalgo, que inicia en esa ciudad y termina en Chihuahua.

De gran importancia histórica es conocer el Museo Casa Miguel Hidalgo, conservado con todos los elementos que dan fe de la gran gesta. Ahí memorizamos el nombre completo de Hidalgo: Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo Costilla y Gallaga.

Otro punto de interés es la casona —ahora convertida en Museo— de José Alfredo Jiménez Sandoval, ídolo del pueblo mexicano y autor de más de 300 canciones que hemos escuchado, tanto en su voz, como en la de todo aquel que se aprecie de saber cantar, no sólo en México, sino en el extranjero.

El orgulloso creador de este interesante lugar, es el licenciado José Azanza Jiménez —sobrino del cantautor— quien nos recibió y acompañó a los diferentes salones en los que destacó la valía de cada uno de los objetos: murales, fotografías, trajes y relevantes escenas de la vida de su famoso tío.

De día visitamos otros lugares cercanos, ligados a la historia de esta ciudad y una noche admiramos un video alusivo al movimiento insurgente, proyectado en la fachada de la vetusta catedral.

Entre una y otra visita, no nos faltó ir al zócalo para probar los ricos helados de todos los sabores que uno se pueda imaginar; desde el mantecado de vainilla y los exóticos helados a base de tequila, cerveza, nopales con camarón, chicharrón y mole, pasando desde luego por los tradicionales chocolate, fresa, limón, guanábana y mango, que prepara la familia Aguilar.

El hospedaje en el hotel El Relicario, cuyo dueño es el doctor Everardo Guerrero Rivas, resultó un agradable lugar de reunión y descanso. No podemos dejar de mencionar los típicos restaurantes en los que saboreamos exquisitos menús.

Desde este espacio agradecemos la gentil invitación de la Presidencia Municipal de Dolores, encabezada por el contador público Luis Gerardo Rubio Valdez y las señoras Virginia Barajas Monjarás, presidenta del Comité Municipal de Turismo y Angélica Ávalos, encargada del Comité de Turismo, a quienes tuvimos el gusto de conocer en el Honorable Cabildo de la ciudad.

Revista Protocolo

la-importancia-3-11-mayo-09la-importancia-2-portada-11-mayo-09

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>