Gustavo Ortega Joaquín, empresario de Vinícola El Cielo
Life & Style

Polaris, te hará ir a El Cielo y disfrutar de sus bondades

Presenta vinícola mexicana su nueva marca y su resort, en el que se podrá vivir la experiencia de recorridos enoturísticos en una de las exclusivas zonas vinícolas de Ensenada, Baja California

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Polaris es la estrella que más brilla en El Cielo y a la que todos desean llegar, adentrarse, tocarla, desearla, pero sobre todo beberla.

Recientemente, algunos vivieron la experiencia de haber sentido estar en El Cielo de cerca y no solo tocar a Polaris, también sentir su aroma, su color tinto, pero sobre todo, su sabor. Al igual que lo mismo se pudo hacer con la galaxia Andrómeda, la constelación Capricornius y hasta estar con Galileo.

Pero no, no crea usted que se trató de alguna situación paranormal ni un embrujo, ni tampoco de una reencarnación, simplemente fue la presentación del vino Polaris de la vinícola El Cielo.

Esta suculenta bebida alcohólica, es un blend 75 por ciento Merlot, 20, Cabernet Sauvignon, y 5, Cabernet Franc, específicamente de la zona de Pomerol, en la que la uva Merlot es la protagonista, donde los varietales provienen de un mismo viñedo de temporal y de más de 45 años de edad, cosechados a mano con selección de racimo en campo y en bodega con selección de grano.

Para poder disfrutarlo mucho mejor, los casi 200 asistentes que acudieron al lanzamiento en el salón de un conocido resort de la colonia Santa Fe en la Ciudad de México, pudieron maridarlo, al igual que las marcas Andrómeda, Capricornius y Galileo, con distintos platillos elaborados por reconocidos chefs, bajo una dinámica sensorial organizada por la sommelier Georgina Estrada, quien es embajadora de la marca.

El añejamiento de Polaris es de 24 meses en barricas nuevas de roble francés, con una guarda de tres años en botella; la tonalidad es un color ciruela intenso con un ribete en transición, densidad alta y una capa profunda; destacan los aromas Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon, otorgando un resultado sofisticado, elegante con potencia y estructura, sin perder un gran equilibrio en boca.

Los aromas son opulentos, destacando frutos negros como ciruela pasa, grosella, higo y casis, con un ligero toque a pimienta negra; al profundizar en el olor, se aprecia trufa negra, chocolate, café y nuez, que desembocan en notas ahumadas. Al beberlo es notoria la presencia de taninos firmes y al analizarlo se encuentra un equilibrio entre cuerpo, acidez y alcohol, que lo hacen ideal con carnes rojas y potentes como pato, codorniz o venado.

Además, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer, a través de un video, el nuevo hotel El Cielo Winery & Resort by Karisma, en el Valle de Guadalupe, en Ensenada, Baja California, que aparte de las comodidades de un hotel de lujo, ofrece recorridos enoturísticos, con la finalidad de que los huéspedes conozcan la vinícola, sus cosechas, procesos de producción y desde luego, disfruten de un buen vino.

Países que nos están viendo