Life & Style

¿Por qué San Valentín es el patrono de los enamorados?

El catolicismo reconoce la labor del santo por preservar el sacramento del matrimonio durante la persecución cristiana

Por Alejandro Barragán

¿Por qué San Valentín es el patrono de los enamorados?Cada 14 de febrero en México se festeja el Día de San Valentín, o Día del Amor y la Amistad. Mientras que en Francia, Bélgica, España, Gran Bretaña y Estados Unidos a esta misma fecha se le conoce como día de los enamorados. En esta fecha es tradición que las parejas de novios y esposos intercambien regalos para celebrar su amor.

Esta costumbre toma sus orígenes de la tradición católica, la cual reconoce a San Valentín debido al valor demostrado en los primeros años del cristianismo cuando durante la sangrienta persecución de Roma, casó en secreto a muchas parejas. El catolicismo celebra a San Valentín debido a su defensa y sacrificio, el santo fue martirizado por el sacramento del matrimonio.

El 14 de febrero los enamorados celebran su relación porque, según una antigua creencia medieval procedente de Inglaterra y Francia, a mediados del segundo mes del año todas las aves escogen su pareja. Al coincidir dicho fenómeno con el santoral de San Valentín se asoció al santo como patrono de los enamorados.

Por otra parte el Martirologio Romano, el cual recoge los nombres de los santos y beatos reconocidos oficialmente por la iglesia católica, presenta a dos santos con el nombre de Valentín:

San Valentín de Terni, nacido en Interamna (hoy Terni, al norte de Roma), quien arrestado, torturado y decapitado por Placido Furius durante la persecución de Aurelius. Fue ordenado por San Felicio de Foligno. Consagrado obispo de Interamna por el papa Víctor I.

Asimismo, San Valentín de Roma, quien con ayuda de su familia socorría a los condenados sentenciados a martirio durante la persecución de Claudio el Godo. Fue aprehendido y enviado por el emperador al prefecto de Roma quien al no lograr hacerlo renunciar a su fe mandó que lo golpearan con mazas y después lo decapitaran. Esto ocurrió, según la tradición, en el año 269.

Algunos estudiosos de la hagiografía —estudio de los santos— defienden la teoría de haber reunido en la figura de San Valentín la vida de dos personas con el mismo nombre. Otros investigadores, como los bolandistas, miembros de la iglesia católica dedicados a investigar sobre los santos, opinan que el obispo y el sacerdote Valentín son la misma persona.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo