Estados

Busca Yucatán ser un polo de innovación y conocimiento

Ingresa la Universidad de Texas A&M al Siidetey; realizarán investigación en temas acuíferos, de energía, internet y sistemas de alerta temprana

busca-yucatanLa Universidad de Texas A&M (TAMU) se incorporó formalmente al Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico del Estado de Yucatán (Siidetey) para ser parte “de un proceso que ha ido madurando paso a paso, reconociendo las fortalezas, acordando la solución de necesidades e involucrando para ello diferentes perspectivas”, dijo Rolando Zapata Bello, gobernador del estado de Yucatán, durante la ceremonia realizada para la ocasión en el Gran Museo del Mundo Maya.

Con ello, dijo, se está en posibilidad de afirmar que se trata de un modelo exitoso de colaboración en materia de ciencia y tecnología entre instituciones de México y Estados Unidos: “En septiembre del año pasado, la comunidad científica de la Universidad de Texas A&M y el gobierno de Yucatán, dimos forma al proceso de vinculación para trabajar de manera conjunta en cinco grandes temas de interés común: acuífero, energía, dinámica de costas, logística e internet, y sistemas de alerta temprana.”

Previo al acto celebrado recientemente y al cual asistió la comunidad académica, el sector político, estudiantes y medios de comunicación, el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, dictó una conferencia magistral sobre el cráter de Chicxulub, una de las principales líneas de investigación del geofísico.

Durante su plática, el científico destacó que con esta nueva colaboración internacional “está abierta la posibilidad de estudiar las anomalías geofísicas de todo el Golfo de México, así como estudiar los procesos que ocurren en Texas, Luisiana y Florida, porque muchas de estas irregularidades cruzan la península Yucatán”.

Destacó que estudiar estas anomalías es parte de un proyecto para entender cómo se relacionan los procesos profundos, los procesos tectónicos de larga escala con los de corta escala, y superficiales; incluso permite estudiar toda la evolución de la península y las relaciones con los otros componentes alrededor del Golfo y en la zona del Caribe.

Estos temas que tienen que ver con líneas de costas antiguas, estructuras geológicas, cenotes, el grado de fracturamiento en toda península, son parte de la idea del proyecto de la Iniciativa Yucatán-TAMU-Siidetey, ya que casi toda la superficie del estado está sobre la mitad del cráter de Chicxulub, lo cual ha abierto una serie de posibilidades para entender los aspectos geofísicos de estos cráteres sepultados.

“Hay más restos de dinosaurios en la parte de Texas y sur de Estados Unidos que los que tenemos en Yucatán, lo cual abre otra oportunidad de colaborar con todos ustedes”, subrayó Urrutia Fucugauchi.

Sobre este mismo tema, Zapata Bello informó que esta agenda de trabajo se enmarca dentro de un mecanismo de colaboración más amplio, llamado Iniciativa Yucatán, que propicia el intercambio de planes de investigación, innovación y tecnología en ámbitos de desarrollo fundamentales para ambos países.

Antes de la formalización de la relación entre TAMU y Siidetey se contó con un trabajo previo de cinco meses en los cuales los involucrados intercambiaron impresiones, firmaron convenios de colaboración, crearon fondos conjuntos de investigación y participaron en sesiones de trabajo sobre temas de vital trascendencia como el cambio climático.

“Nos reunimos para formalizar todavía más ese compromiso que adquirimos porque este evento es el auténtico proceso de internacionalización del Siidetey, buscamos hacer de Yucatán un polo de innovación y conocimiento. La ciencia y la tecnología no deben verse como cuestiones abstractas, sino en su funcionalidad para el desarrollo”, subrayó el mandatario estatal.

En su oportunidad, Patrick Louchouarn, vicepresidente de Asuntos Académicos y director académico de TAMU en Galveston, destacó que con esta alianza “se generarán beneficios cuantitativos y de gran impacto para la investigación académica de ambas comunidades, tanto de Yucatán como de Texas”.

Hizo un reconocimiento al gobernador yucateco por estar en el camino de transformar al estado, que sustenta su economía primordialmente en el turismo, para llevarlo a ser una entidad que base sus decisiones sobre el conocimiento y la educación.

“Actualmente se desarrollan diez proyectos en los que 20 miembros de TAMU trabajan en coordinación con 20 investigadores de Yucatán en algunas áreas como ingeniería, agricultura, ciencias geológicas y arquitectura. Esta relación no es nueva, sino que se renovó de los lazos que han existido entre nuestros dos estados desde hace más de un siglo”, destacó.

Zenón Medina Cetina, coordinador institucional de la Iniciativa Yucatán, explicó que ésta es un proyecto que integra tareas de investigación, académicas y de servicio, la cual fue desarrollada por profesores e investigadores de un grupo interdisciplinario, multiinstitucional y, al mismo tiempo, binacional.

“Ha involucrado desde Texas cerca de 80 investigadores, diez empresas globales de energía, en el verano traeremos a los primeros 16 estudiantes de TAMU. Y desde Yucatán ha habido correspondencia con la misma magnitud, con el mismo esfuerzo y misma dedicación. El estado ha puesto cerca de 80 investigadores de alrededor de 15 instituciones, más de 50 empresas de la iniciativa privada de Yucatán y 33 estudiantes. En menos de un año ha habido un impacto muy grande y significativo. La inversión que se ha generado de diferentes fuentes ha sido de 1.1 millones de dólares.”

Por su parte, Ricardo Bello Bolio, director de Educación Superior de la Secretaría de Educación de Yucatán, apuntó que de las cosas recientemente realizadas destaca un primer modelo de riesgo de cambio climático que el grupo de investigación de Iniciativa Yucatán desarrolló pero que esta nueva colaboración internacional impulsará la transferencia de conocimientos y tecnologías que rebasa fronteras y permitirá al estado ampliar su base empresarial enfocada en la innovación, por ejemplo.

Entre las personalidades que participaron en la ceremonia también estuvo Raúl Godoy Montañez, secretario de Educación, quien apuntó que luego de la conferencia ofrecida por Jaime Urrutia sobre el cráter de Chicxulub, que llevó a la extinción de los dinosaurios generando condiciones particulares para la península, y que en esta ocasión la plática sirvió para enmarcar la alianza y este nuevo momento en Yucatán en su relación con TAMU, “nos vaya a predecir que desde aquí pudiéramos estar provocando cosas muy importantes de alcance mundial”.

Indicó que el gobierno estatal ha apostado por hacer de la innovación y del conocimiento ligado al bienestar social el futuro de sus nuevas empresas y la transformación de las actuales. Reconoció que en la entidad existe una masa crítica importante, entre ella 549 miembros del Sistema Nacional de Investigadores.

En el cierre del acto, el gobernador Rolando Zapata Bello hizo entrega del acta de incorporación de la TAMU al Siidetey a la doctora Katherine Banks, vicecanciller y decana de ingeniería para el sistema Universitario de Texas A&M y se realizó un intercambio público de regalos.

En la ceremonia, además de los personajes que participaron como principales oradores, estuvieron presentes representantes académicos y de investigación de TAMU y del sistema de CTI del estado de Yucatán.

Revista Protocolo

Países que nos están viendo