Estados

Empoderamiento educativo y económico de las mujeres en Coahuila

Se gradúan 30 estudiantes de bachillerato del Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, en Acuña

Revista Protocolo

Ciudad de México, 2 de enero de 2020.— Para el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, es muy importante trabajar en favor de las mujeres y mantener cero tolerancia a la violencia en su contra, expresó Leticia Charles Uribe, directora general de los Centros de Justicia y Empoderamiento del Estado (CJEM), al entregar diplomas de bachillerato a 30 mujeres que concluyeron su preparación de educación media superior mediante el sistema de Preparatoria Abierta en Acuña.

Actualmente, son cinco los CJEM que funcionan en este municipio, Matamoros, Torreón, Saltillo y Frontera, donde se atiende a 12 mil mujeres, y se construye el sexto en el municipio de Piedras Negras. Con estos, Coahuila es referente nacional y registra casos de éxito como el de hoy, donde se gradúan de nivel preparatoria, dijo Charles Uribe.

Expresó que existen convenios con universidades para que ellas puedan continuar sus estudios universitarios o carrera técnica, y cuenten con las herramientas que les permitan mejorar su calidad de vida, con mejores oportunidades de trabajo y criar a sus hijas e hijos fomentando la educación, y por ende el progreso propio, de los municipios, el estado y el país.

En los CJEM las mujeres que enfrentan situaciones de violencia en el seno familiar pueden cursar estudios de primaria, secundaria y preparatoria, también en línea. Además existen áreas lúdicas para quienes no cuentan con apoyo para cuidar a sus hijos, a los que se atiende en estas áreas mientras ellas estudian.

Por su parte, Blanca Esthela Garza Guajardo, coordinadora regional del CJEM, manifestó que se continuará brindando herramientas a las mujeres para lograr su empoderamiento.

En representación de sus compañeras, las alumnas Minerva Villanueva y María Lucinda Cruz Campos agradecieron al gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, al secretario de Gobierno, José María Fraustro Siller, y a la titular del Instituto Coahuilense de las Mujeres, Katy Salinas Pérez, “quienes fueron parte estructural de su educación”.

Destacaron la importancia de que la mujer se reconozca a sí misma y tenga el valor de demostrar que puede desarrollar todas sus capacidades: “Hoy somos ejemplo de valor, lucha y poder”, patentizaron.

Países que nos están viendo