México

Las extinciones masivas van a ritmo acelerado

La supervivencia de las especies está vinculada a nuestra propia supervivencia: advierten investigadores

Revista Protocolo

Ciudad de México, 7 de julio de 2020.— En México, un grupo de científicos prepara la iniciativa Stop Extinction, enfocada a construir en 2021 un movimiento ambiental más fuerte que el del cambio climático, y que trabaja para crear conciencia ante la extinción masiva que vivimos a escala global. El objetivo es proporcionar un marco para crear nuevos acuerdos nacionales, así como herramientas para educar y activar al público sobre la crisis de extinción de especies.

Con este panorama, el especialista Gerardo Ceballos González detalla que el nuevo estudio enfatiza la importancia de proteger las poblaciones individuales de animales, no solo una especie en sí, pues los cálculos expertos arrojan que más de 237 mil poblaciones individuales han desaparecido desde el año de 1900. “Todos debemos entender que lo que hagamos en los próximos cinco a diez años definirá el futuro de la humanidad”, advierte.

Desde hace más de un año el investigador alerta que estamos en medio de la sexta extinción masiva, que además no fue impulsada por un evento natural catastrófico, sino por los humanos. De esta manera, Ceballos González y otros especialistas en la materia coinciden en que la pérdida no natural de biodiversidad se acelera de manera desmedida, y de continuar, el planeta perderá ecosistemas y con ello los beneficios de agua dulce, polinización y control de plagas, enfermedades y pandemias como el COVID-19.

“En otras palabras, todos los años durante el siglo pasado perdimos la misma cantidad de especies que normalmente se pierden en 100 años”, lamentó tajante.

Si nada cambia, es probable que unas 500 especies de vertebrados terrestres más se extingan solo en los próximos 20 años, con pérdidas equivalentes a las que habrían tenido lugar naturalmente durante 16 mil años.

Para determinar cuántas especies están al borde de la extinción, Ceballos, integrante de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, y los coautores Paul Ehrlich, biólogo conservacionista de la Universidad de Stanford, y Peter Raven, ecologista del Jardín Botánico de Missouri, recurrieron a los datos de población de 29 mil especies de vertebrados terrestres.

Por lo anterior, determinaron que la pérdida de especies desencadenará un efecto dominó que llevará a otras a una espiral descendente, lo que representa en última instancia, la amenaza de ecosistemas enteros.

Finalmente, Gerardo Ceballos, quien también es autor del libro La sexta extinción masiva, considera que para hacer cambios reales y frenar la desaparición de especies en gran medida, se requiere elegir líderes que prioricen el medio ambiente, redistribuyan los recursos y desaceleren el crecimiento de la población humana. “La pandemia del COVID-19 es un gran ejemplo de lo mal que hemos tratado a la naturaleza”, agregó, destacando que la mayoría de los científicos creen que el coronavirus que lanzó la pandemia se originó en un animal salvaje.

Países que nos están viendo