México

Próximo arribo a otra mitad de siglo

Ante el diario aumento de usuarios y demanda por mejores servicios, el STC Metro celebra hoy, 4 de septiembre de 2019, cinco décadas de servicio

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

Causante de la transformación tecnológica del país, generador de mitos y leyendas en sus vías y estaciones y hasta polémico por distintos sucesos que se acumulan en sus pasillos y vagones, hoy, 4 de septiembre de 2019, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro celebra 50 años de haberse inaugurado.

Ante el crecimiento del otrora Distrito Federal y la cada vez más acumulada llegada de turistas extranjeros, finalizaba la década de los años cincuenta cuando comenzaron a trazarse las principales avenidas de la capital del país.

Visionarios ingenieros y arquitectos insistían al entonces regente capitalino Ernesto Uruchurtu Peralta, el tener un sistema de transporte rápido y eficaz para facilitar la movilización de la gente. Proyectos vinieron y fueron rechazados por el gobierno federal del entonces presidente Adolfo López Mateos: que si era muy caro y no había dinero suficiente para financiarlo, que si sería todo un caos, un fracaso o simplemente una ridiculez.

Al llegar Gustavo Díaz Ordaz al poder y mantener a Uruchurtu Peralta al frente del Departamento del Distrito Federal (DDF), parecía aún más imposible cambiar una decisión que ya estaba tomada. Pero bastó con una diferencia de opiniones entre el primer mandatario y el regente debido al desalojo de más de tres mil colonos en un predio de la colonia Santa Úrsula Coapa, delegación Coyoacán, para que el “regente de hierro”, como se le conoció, renunciara el 15 de septiembre de 1966.

Fue así que Alfonso Corona del Rosal a cargo del DDF vio viable la construcción del Metro, luego de saber que Montreal, Canadá, tenía un modelo de transporte óptimo por lo que convenció a Díaz Ordaz para realizarlo, previo estudio del ingeniero Bernardo Quintana Arrioja.

Pocos saben que la actriz María Félix, que en aquel entonces figuraba por su belleza e histrionismo, fue una de las que influyó en la decisión presidencial para la construcción del Metro, al insistirle al presidente que el Mundial de Futbol México 1970 se acercaba cada vez más, por lo que era necesario buscar, al menos en el Distrito Federal, un medio de transporte en el que se pudieran transportar los aficionados mexicanos y extranjeros.

Con la ayuda del gobierno francés a cargo de Charles André Joseph Marie de Gaulle, que ofreció crédito para la construcción, se publica, el 29 de abril de 1967, en el Diario Oficial de la Federación, el decreto de la construcción de la vía de un tren subterráneo; para que el 19 de junio de ese mismo año, iniciaran los primeros trabajos en el cruce de avenida Chapultepec y Bucareli.

Así comenzó el primer trazado que fue de la estación Zaragoza, en la calzada Ignacio Zaragoza, colonia Puebla, delegación Venustiano Carranza; a la estación Chapultepec, sobre la avenida Chapultepec y el Circuito Interior en la frontera de las delegaciones Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

Durante los más de dos años que duró su cimentación, en las excavaciones del STC Metro se lograron importantes hallazgos arqueológicos, como la pirámide Ehécatl, que actualmente se exhibe en la estación Pino Suárez y un total de 70 toneladas de objetos que pertenecieron a civilizaciones pasadas, todos ellos en resguardo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El jueves 4 de septiembre de 1969, en medio de quejas ante la opresión universitaria por la matanza de estudiantes del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, Díaz Ordaz y Corona del Rosal, en la estación Insurgentes inauguran el Metro, para después subirse a uno de los trenes y hacer el viaje hasta la estación Zaragoza.

Al día siguiente, viernes 5 de septiembre de 1969, la novedad de que el DF contaba con su propio STC Metro fue suficiente para que cientos de usuarios se dieran cita desde muy temprano en la estación Chapultepec y vivir la experiencia de viajar en el Metro, cuyo primer viaje estuvo a cargo del conductor Juan Cano Cortés.

En entrevista para el periódico Reforma, Cano Cortés recuerda que en ese primer viaje, cada que se llegaba a una estación, la gente, emocionada, aplaudía; y que los periodistas que cubrieron el acontecimiento, destacaron la puntualidad de 20 minutos exactos con que se recorrió ese primer tramo.

El 20 de octubre de 1975, el Metro vivió el capítulo más triste de su historia, al colisionar dos trenes entre la estación Viaducto de la Línea 2 y en el que fallecieron 31 personas y 70 más resultaron heridas. El 3 de mayo de 2015, en la estación Oceanía de la Línea B, también se dio un choque entre dos convoyes, del cual solo se registraron 12 personas lesionadas, ninguna de ellas de gravedad. Y también, la suma de más de tres mil personas que en 50 años, han decidido acabar con su vida arrojándose a las vías para ser arrolladas por el tren.

La fortaleza del Metro se ha demostrado al sobrevivir limpiamente a los temblores que sacudieron a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985 y el 19 de septiembre de 2017, con solo discretas fallas contabilizadas; así como constantes fenómenos climatológicos.

Con el paso del tiempo la red del STC Metro ha crecido a 200 kilómetros hasta sumar 195 estaciones repartidas en 12 líneas, ocho de ellas en territorio del Estado de México (Cuatro Caminos, de la Línea 2; Los Reyes y La Paz, de la Línea A; Nezahualcóyotl, Impulsora, Río de los Remedios, Múzquiz, Ecatepec, Olímpica, Plaza Aragón y Ciudad Azteca, de la Línea B).

En medio de un clima de inseguridad con constantes denuncias de robos de pertenencias de usuarios, principalmente teléfonos celulares; del no respeto de vagones exclusivos para mujeres y menores de edad; el constante acoso a damas de todas las edades; el crecimiento de vendedores ambulantes dentro y fuera de los trenes; la cada vez más saturación en los vagones, especialmente en horas pico y cuando suceden lluvias; y algunas estaciones con desperfectos dentro de sus instalaciones; el SCT Metro no para y continúa su camino en busca de un engrandecimiento y colocarse como uno de los mejores del mundo en su tipo.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo