Moda

Magia que se teje con hilo mexicano para crear el rebozo y el bordado mazahua

Con su nueva línea de bolsos, rebozos, calzado y accesorios, la marca mexicana Jiasú Méjico rinde tributo al arte de los hilados que tanto han caracterizado a la cultura mazahua

Revista Protocolo

Cuenta una leyenda que existió un hilo mágico que tejió la historia de México. Fueron hilvanes ejecutados con minuciosidad por los artesanos de sus diferentes estados, quienes a través de la creación de su vestimenta exteriorizaron las características que resguardan nuestra herencia cultural e identidad.

La magia creativa del arte textil es solo una prueba del patrimonio cultural y artístico del Méjico de ayer y del México de hoy. Las memorias del Estado de México (Edomex) fueron tejidas por las manos mestizas de sus artesanos que trabajan el arte textil con pasión y una precisión exquisita que enamora.

Parte de sus tradiciones textiles son el arte del rebozo de Tenancingo y el bordado mazahua, existentes desde la época prehispánica y que han evolucionado para ajustarse a la moda actual, sin perder su esencia y alegoría.

Jiasú Méjico es una firma 100 por ciento mexicana creada por la diseñadora industrial Elizabeth Flores, egresada de la Universidad Autónoma del Edomex y originaria de la misma entidad. Sus diseños son contemporáneos y tienen pespuntes del Edomex y Chiapas. Jiasú Méjico simboliza “amanecer” y su filosofía de empresa es asociar el trabajo de los artesanos con el diseño de calzado, bolsos y prendas vestir, para incorporarlos en el panorama de la moda contemporánea y reivindicar su valor artesanal. Hoy en día es una firma generadora de empleo que colabora con artesanos de Tenancingo, Malinalco y Donato Guerra, en el Edomex, y Los Altos de Chiapas.

La magia del rebozo

Cada año Jiasú Méjico presenta dos colecciones constituidas por piezas arte objeto que siguen los colores, estilos de tendencia e incorporan en su elaboración, el esplendor del rebozo de Tenancingo y el colorido del bordado mazahua, ambos diseños textiles admirados en el mundo por su belleza, técnica artesanal y pasado histórico.

Magia que teje historias

A través del arte de bordar con hilos y colores, artesanos mexiquenses narran historias de vida y de México, nación de contrastes y múltiples tonalidades. El bordado mazahua es utilizado para adornar ropa, calzado y accesorios, permitiendo dotarlos de una identidad única. En la región de Donato Guerra aún hay comunidades mazahua que siguen elaborando el bordado de hilván, que es el que aplican los diseñadores de Jiasú Méjico en la creación de sus piezas, detalladas por artesanas de este municipio mexiquense.

Esta primavera-verano 2018, la firma incorpora en el diseño de bolsos y calzado, el bordado mazahua para plasmar historias de color y simbolismo. En muchos de los patrones se puede admirar el respeto y arraigo por la naturaleza.

La variedad de diseños en ropa, calzado y bolsos de su colección de rebozos y el bordado mazahua de Jiasú Méjico se puede encontrar en diversos sitios de la ciudad de México como: Museo Mexicano del Diseño, Harto Diseño Mexicano (ubicada en The Shops Down Town), Colectivo Madero Paz (dentro del Mercado del Carmen, en San Ángel) y en su showroom principal en Bazar Fusión, localizada en la calle de Londres 37, colonia Juárez.

También a través de su tienda en línea, el consumidor de cualquier estado de la República Mexicana puede adquirir sus diversas colecciones.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo