Moda

Triste noticia… Se caen los ángeles de Victoria’s Secret

La firma de lencería congrega a millones de personas de todo el mundo para ver a sus ángeles, sin embargo, sus ventas caen y sus clientas ya no están satisfechas

Revista Protocolo

Es uno de los eventos más esperados en el mundo de la moda.

El desfile de Victoria’s Secret combina las modelos más aclamadas con actuaciones musicales de primera línea, cifras récord y rostros conocidos. La lencería es, casi, lo de menos. Y precisamente ese es el problema al que se enfrenta la firma.

El negocio no atraviesa su mejor momento. En 2017, según los últimos datos, ganó un 15 por ciento menos. Además, ha anunciado la suspensión de su colección de trajes de baño, privando a los fans no solo de sus diseños asequibles, sino también de los posados veraniegos de sus ángeles. Y ahora, las empresas de estadísticas de mercadotecnia, aseguran que las clientas de Victoria’s Secret ya no aprecian el valor de su marca, según publicó la revista Vanity Fair.

El estudio de la consultoría YouGov BrandIndex afirma que la insatisfacción de las compradoras se retrae hasta el año 2013. Y es que Victoria’s Secret es también el blanco de muchas críticas, entre ellas, el elegir para sus desfiles a mujeres con cuerpos atléticos, sin incluir a modelos fuera de los cánones de belleza de las pasarelas. A ello hay que sumar la marcha de ángeles veteranos como Alessandra Ambrosio, quien llevaba 17 años desfilando con las alas de la marca y aportaba una veteranía que ya no se encontrará sobre la pasarela de la marca.

La caída de ventas de Victoria’s Secret es, sin duda, un problema para la firma, pero también un aviso para sus ángeles. Conseguir las alas de la marca de lencería es lo más parecido a un contrato indefinido para las modelos.

Los contratos de los ángeles de Victoria’s Secret son secretos, aunque de tanto en tanto se filtran diversas cifras, por ejemplo, el contrato de Alessandra Ambrosio era de millones de dólares, mientras que ahora se mantienen en los 100 mil dólares. El motivo, entonces, estaría en el aumento de ángeles en los últimos tiempos, pero la subida de salarios también derivó en la salida de la firma de rostros como Karlie Kloss o Doutzen Kroes, quienes no estuvieron dispuestas a firmar las nuevas condiciones.

Pero los ángeles no solo contabilizan sus ganancias en un salario. “Te conviertes en una marca: la gente sabe quién eres, asocia tu nombre y tu cara, y eso te da más oportunidades”, explicaba la top model Sara Sampaio en una entrevista. Además, te asegura un tiempo de contrato mínimo. En algunos casos llega a ser de 50 días al año, en acciones para promover la marca que van desde asistir a Coachella representando a Victoria’s Secret hasta a sesiones de fotos para el catálogo de la marca. Una exigencia que impide en muchas ocasiones trabajar para cualquier otra firma.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo