Personajes

Gualberto Castro, Canta canta en el cielo

El cantante y actor dejó un legado de más de 50 éxitos en casi 70 años de trayectoria musical, destacando un triunfo en el Festival OTI de 1975

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

El escuchar a uno de sus vecinos cantar ópera, fue motivo para que el niño nacido el 12 de julio de 1934 y que tenía por nombre Gualberto Antonio Castro Levario decidiera dedicarse al canto.

Así, a los 13 años, fue a solicitar una oportunidad para cantar en un programa de radio en la desaparecida Radio Gobernación, cautivando a quienes se dieron la oportunidad de escucharlo por su bien afinada y modulada voz, pero sin recibir la oportunidad deseada.

Viendo frustrada su ambición por cantar, a los 14 años forma parte del conjunto de bailarines del Teatro Blanquita, hasta que recibe la invitación de sus primos Arturo, Javier y Jorge que en aquel entonces formaban el grupo musical “Los Panchitos”, para unírseles a las voces y así nacerían Los Hermanos Castro, conjunto que desde sus inicios destacó en la escena del espectáculo con canciones como “Yo son ti”, “Y después del amor”, “Mirando a las muchachas” y tributos a Agustín Lara, la Bosanova y covers en español de exitosas canciones en inglés como “Solo quiero vivir para ti”.

El éxito consolidado de Los Castro, los lleva a viajar a importantes ciudades de Estados Unidos como Las Vegas y Nueva York, donde realizaron largas temporadas en pequeños centros nocturnos, conquistando al público estadounidense y hasta cantantes de la talla de Frank Sinatra o Samy Davis, quienes al saber que “unos mexicanitos cantaban bien y valía la pena escucharlos en vivo”, no dudaron en irlos a ver y solicitar el felicitarlos y reconocerlos personalmente.

Se supo que Sinatra tenía en su casa discos de Los Hermanos Castro y frecuentemente los escuchaba.

En 1967, prolongan su gira por Sudamérica. Ese mismo año, participan en el Festival Internacional de la Canción Popular de Brasil donde arrasan con los premios con la canción “Y después del amor”, al grado que en agradecimiento por los reconocimientos de la patria carioca, en un siguiente disco, graban esa melodía en portugués.

Sin embargo, Gualberto estaba para cosas aún más grandes y tras su regreso a México después del éxito estadounidense y una breve separación de sus primos, participa en el Festival de la Organización de Televisión Iberoamericana de 1975 realizado en San Juan, Puerto Rico, con la canción “La felicidad” de Felipe Gil donde obtuvo el primer lugar, consagrándose así, como cantante.

Altas ventas de los más de 30 discos que grabó como solista de los que se desprenden más de 50 éxitos como “Que mal amada estás”, “Hasta que vuelvas”, “El tiempo que te quede libre”, “Canta canta”, “Chacha linda”, “Poquita fe”, entre otros.

En 1979, destacó como actor y conductor, sumándose al elenco del exitoso programa cómico de la televisión La carabina de Ambrosio, compartiendo créditos con Xavier López “Chabelo”, el mago Beto el Boticario, Alejandro Suárez, su primo Benito Castro, entre otros.

En su vida personal, fue un hombre alejado de los escándalos, siempre se le reconoció su disciplina para dormir y alimentarse y el afinar constantemente su voz, aún sin tener presentaciones. Aunque reconoció no tener perversiones como el alcohol o cigarros, su único vicio fueron las mujeres, ya que se casó siete veces y tuvo una relación de unión libre con la actriz Delia de la Cruz “Macaria”.

A veces solista y otras más con Los Hermanos Castro, los últimos años de su vida Gualberto se presentó en diversos foros de México interpretando sus éxitos, pero acompañado por un invitado non grato: el cáncer de vejiga, enfermedad que fue aumentando con el tiempo hasta la tarde de ayer, jueves 27 de junio de 2019, cuando su voz dejó de cantar para siempre al anunciarse su fallecimiento a los 84 años de edad en un hospital de la Ciudad de México.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo