Personajes

¿“Qué será, será” sin Doris Day?

La artista estadounidense, que tuvo una exitosa carrera en los ambientes cinematográfico y musical, nominada al Oscar como mejor actriz por la película Confidencias de medianoche, falleció a los 97 años a consecuencia de una neumonía

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

En 1956, una canción hecha para una película cinematográfica traspasó las pantallas grandes para convertirse en un himno familiar, que hablaba sobre la suerte que a cada persona le depararía el futuro; además de su pegajoso coro en español, que se volvió un éxito del momento.

Así, “Qué será, será; Whatever will be, will be”, no solo ganó el Oscar a la mejor canción, tema principal de la película El hombre que sabía demasiado, dirigida por el “amo del suspenso” Alfred Hitchcock, sino que encumbró a su intérprete, quien no solo gozaba de un talento histriónico y dulce voz para cantar, también de una deslumbrante belleza con su cabello rubio, ojos azules y una encantadora sonrisa: Doris Day.

La mañana de ayer, lunes 13 de mayo, la Fundación Doris Day para los Animales confirmó la muerte de la actriz, a los 97 años, a causa de neumonía, en su residencia de Carmel, California, Estados Unidos.

Pero la historia de quien su nombre real fue Doris Mary Ann Kappelhof, no solo queda en esa canción, sino en 39 películas, destacando Confidencias de medianoche del director estadounidense Michael Gordon; por la que gracias al papel de Jan Morrow, Doris Day estuvo nominada al Oscar como mejor actriz; además por otras cinco actuaciones, también estuvo nominada al Globo de Oro.

También como cantante, se consagró al grabar 31 discos de estudio con altas ventas en todo el mundo, faceta que nunca suspendió desde 1949 hasta la producción en 2011 de su último disco My Heart; y ni qué decir de su lado altruista, como protectora de los animales creando en 1973 la organización Fundación Doris Day para los Animales que continúa activa hasta el momento.

Casada en cuatro ocasiones: de 1941 a 1943 con el músico trombonista Al Jorden (divorcio), de 1946 a 1949 con el saxofonista George Weidler (divorcio), de 1951 a 1958 con el productor cinematográfico Marty Melcher (enviuda) y de 1976 a 1981 con el empresario restaurantero Barry Comden (divorcio); solo de su primer matrimonio tuvo a su único hijo, Terry, quien se dedicó a la música y producción musical hasta su muerte en 2004.

Nacida en Cincinnati, Ohio, el 3 de abril de 1922, Doris Day estuvo considerada como una de las actrices más completas de Hollywood: lo mismo fue la buena que la mala, lo mismo hizo películas de romance, de sufrimiento y hasta de terror y suspenso; lo que valió el título de “La Dama de la Comedia”.

También de las más amables, sobre todo con sus fanáticos, pues muy rara vez negaba un autógrafo o el tomarse una fotografía cuando era reconocida fuera de los sets, lo que logró ganarle simpatías por esa humildad que hasta el día de su muerte le caracterizó.

Pero aunque su legado quedará en sus películas y discos, nada como en aquella melosa y pegajosa canción: “Qué será, será; whatever will be, will be; the future’s not ours to see. Que será, será…”.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo