Arquitectura

Israel construirá departamentos en las zonas judías de Jerusalén

240 casas en la zona de Jerusalén son parte de las 3,500 planificadas en todo Israel

Trabajadores palestinos laborando en la construcción de casas judías en el este de Jerusalén. Foto: Maoz Israel

El plan de Israel de construir 240 departamentos en los barrios judíos de Jerusalén es parte de un programa global para la construcción de tres mil 500 unidades de vivienda en todo el país para responder al crecimiento residencial, señalaron funcionarios israelíes.

Mediante una nota difundida por The Israel Project (TIP) se aseguró que los apartamentos están planificados en barrios judíos establecidos hace tiempo en el norte de Jerusalén, barrios que técnicamente son considerados parte de Jerusalén Oriental: Pisgat Zeev y Ramot, ambos ubicados al este de la así llamada Línea Verde. Si bien partes de Jerusalén Oriental son mayoritariamente árabes, estos dos barrios son principalmente el hogar de judíos israelíes. El resto de las más de tres mil viviendas se construirán en zonas como la ciudad costera de Netania, Tel Aviv y Ashdod, hacia el sur.

El encargado del portafolio de Jerusalén en la Autoridad Palestina, Fatah Hatem Abdel Kader, declaró el 14 de octubre que el último plan de construcción de Israel, aunque es en barrios judíos, “coloca el último clavo en el ataúd de las negociaciones”.

Kader sostuvo, “si aceptamos ahora la definición de Israel como Estado judío, a cambio de dos meses, luego sugerirá que aceptemos reconocer a Israel como un Estado de Torá, por dos meses adicionales. Jamás veremos el fin”. Abbas y Kader señalaron que la Autoridad Palestina jamás reconocerá a Israel como un Estado judío. “En lo que respecta a la ley, las normas palestinas, esto constituiría una traición”, dijo Kader. “Eso no ocurrirá.”

A pesar de que Abbas amenazó con abandonar las conversaciones por el tema de la construcción, Netanyahu ha seguido persiguiendo negociaciones cara a cara para alcanzar una solución de dos estados. Los palestinos, se asegura en el comunicado difundido por TIP, han hecho todo lo posible para evitar las conversaciones, estando Abbas a la espera de la oportunidad de expresar su preocupación por la construcción en zonas judías de Jerusalén Oriental pocos meses antes de que concluyera la moratoria.

La preocupación acerca de dónde podrá Israel construir la muy necesitada vivienda es admisible, dijo Netanyahu, y es una razón más para continuar las conversaciones de paz de modo de poder establecer las fronteras definitivas y que ambas partes puedan eliminar la construcción de viviendas como un tema de controversia en la búsqueda de la paz.

La moratoria de diez meses en la construcción en Jerusalén y Cisjordania, autoimpuesta por Israel, concluyó el 26 de septiembre, no obstante, el gobierno ha estado considerando un congelamiento de dos a tres meses adicionales, como lo propuso Estados Unidos. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, ha criticado toda construcción calificándola de obstáculo para alcanzar la paz con Israel, aunque los palestinos no la consideraron un problema en los 16 años que Israel ha buscado la paz con los palestinos. Ambas partes reanudaron las conversaciones directas el 2 de septiembre.

Netanyahu empujó a la reanudación de las conversaciones directas, que comenzaron el 2 de septiembre, después de una interrupción de 20 meses. “De hecho, hice esta congelación temporaria como un incentivo para iniciar las conversaciones”, dijo Netanyahu en julio del 2010. “…siete meses de esta moratoria de diez meses, los palestinos aún no han entrado, pero ya sostienen que habrá que prolongar el gesto de la interrupción de la construcción. Creo que lo que hay que hacer es empezar las conversaciones; así resolveremos el tema de los asentamientos.”

En marzo de 2010, Netanyahu señaló que el gobierno israelí había demostrado su compromiso a la paz “tanto en palabras como en hechos. En contraste, los palestinos plantean condiciones previas para renovar el proceso diplomático, de un modo que no lo han hecho en el curso de 16 años. (Fuente: The Israel Project)

Revista Protocolo

Países que nos están viendo