Responsabilidad Social

26 de junio, Día Internacional contra las Drogas

A escala nacional, la tasa de delitos de narcomenudeo y delitos contra la salud registrados en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas en 2018 fue de 83.9 delitos por cada cien mil personas de 12 años y más

Revista Protocolo

Ciudad de México, 26 de junio de 2020.— El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó sobre las características y cambios en las tendencias de los delitos de narcomenudeo y delitos contra la salud que forman parte de expedientes judiciales en distintas etapas del sistema de justicia penal, provenientes del Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal (CNPJE), del Censo Nacional de Procuración de Justicia Federal (CNPJF), del Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal (CNIJE), del Censo Nacional de Impartición de Justicia Federal (CNIJF), del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales (CNGSPSPE) y del Censo Nacional de Sistema Penitenciario Federal (CNSPF).

En 2018, 3.9 por ciento del millón 935 mil 451 delitos del fuero común registrados en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas en el año, correspondieron a delitos de narcomenudeo. En el fuero federal, la proporción de delitos federales asociados a narcóticos (delitos contra la salud y narcomenudeo) representó 6.7 por ciento de los 112 mil 920 delitos federales registrados ese año.

El narcomenudeo fue el segundo delito por el que mayormente fueron imputados los adolescentes en las procuradurías y fiscalías de justica del país en 2018, por detrás del delito de robo.

Entre 2016 y 2018 aumentó más del doble la cantidad de delitos de narcomenudeo registrados en las averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas en las agencias estatales del ministerio público.

Respecto a las conductas que conforman el delito de narcomenudeo, 82.7 por ciento de los delitos registrados en 2018 por las procuradurías y fiscalías estatales de justica, fueron por posesión simple de narcóticos; mientras que 37.7 por ciento de los delitos contra la salud, registrados por los ministerios públicos federales durante 2018, correspondieron al delito de posesión de narcóticos con posibles fines de comercio, suministro, transporte o producción.

Asimismo, 80 por ciento de los adolescentes imputados en 2018 fue por la tenencia de cannabis. De ellos, 94 por ciento fue por posesión de entre cinco y cien gramos de esta sustancia; en cambio, cuatro de cada diez adultos imputados por el delito de narcomenudeo fueron imputados por la tenencia de estimulantes de tipo anfetamínico y una razón similar por la tenencia de cannabis. De estos últimos, 58 por ciento fueron imputados por la posesión de entre cinco y cien gramos.

Con relación a las causas penales que iniciaron proceso en los tribunales de justicia del país, se encontró que en 2018 se registraron 31 mil 338 delitos relacionados con drogas a escala nacional, de los cuales 84.7 por ciento correspondieron a delitos de narcomenudeo y 15.3 por ciento a delitos contra la salud. Entre 2016 y 2018, la cantidad de delitos de narcomenudeo registrados en las causas penales iniciadas en los órganos jurisdiccionales estatales aumentó más del doble.

En cuanto a las sentencias, entre 2016 y 2018 hubo una disminución en el número de delitos relacionados con drogas que recibieron algún tipo de sentencia, sea condenatoria o absolutoria. En 2018, nueve de cada diez delitos de narcomenudeo y contra la salud cometidos por adultos fueron sentenciados en sentido condenatorio, mientras que ocho de cada diez delitos de narcomenudeo cometidos por adolescentes recibieron una sentencia condenatoria.

El delito de narcomenudeo representó 14 por ciento del total de delitos del fuero común cometidos por los adultos que ingresaron a prisión en 2018, siendo el segundo delito más importante por el que fueron privados de la libertad, solo por detrás del delito de robo; mientras que los delitos federales asociados con narcóticos constituyeron la principal causa por la cual las personas adultas ingresaron a centros penitenciaros estatales y federales en 2018.

Finalmente, al cierre de 2018, 44 por ciento de los delitos asociados con narcóticos cometidos por la población adulta privada de la libertad en los centros penitenciarios estatales no habían recibido sentencia. En contraste, 30 por ciento de los delitos cometidos por los adultos que se encuentran recluidos en centros penitenciarios federales enfrentaban la misma situación.

Países que nos están viendo