Responsabilidad Social

No criminalizar a menores del trágico suceso en Torreón, Coahuila

“Condenamos la difusión de imágenes que atentan contra la dignidad humana y revictimizan ante una tragedia”: Reinserta

Revista Protocolo

Ciudad de México, 13 de enero de 2020.— La organización mexicana Reinserta hace un llamado a abordar el trágico suceso ocurrido en Torreón, Coahuila, desde la perspectiva de la prevención del delito, factores de riesgo, salud mental, sin criminalizar el hecho y entendiendo que las causas de raíz sobre el porqué un niño comete actos de esta índole son multifactoriales.

Con respecto al manejo informativo, Reinserta condenó la difusión de imágenes que atentan contra la dignidad humana y revictimizan ante una tragedia. El organismo hizo un llamado para la profesionalización de los cuerpos policiales y peritos, para que las imágenes no se sigan difundiendo.

Resulta fundamental destacar la importancia de implementar una estrategia de prevención transversal e integral, desde edades tempranas de la niñez, recordando que de conformidad con el estudio “Factores de Riesgo en Adolescentes que Cometieron Delitos de Alto Impacto Social” (http://bit.ly/Estudio-de-Factores-de-Riesgo) elaborado por Reinserta, la edad promedio a la que se cometen las primeras conductas antisociales es a los 11 años.

Asimismo, se requiere entender que la prevención del delito y, en especial, con niñas, niños y adolescentes, conlleva cambios y responsabilidades directas de la sociedad.

Además se debe priorizar el análisis de las causas que derivan en hechos lastimosos, puesto que entendiendo las causas que los originan, es posible implementar estrategias efectivas para prevenir la violencia y delito. Con relación al abordaje previo de las causas, la salud mental cobra especial relevancia como un factor de riesgo para la comisión de conductas violentas.

No debe pasar por alto la preocupante situación de que la niñez tenga acceso a armas de fuego y se encuentre inmersa en las dinámicas sociales violentas. De acuerdo con cifras de la UNICEF en 2019, para 2016, el 56 por ciento de los homicidios de niñas, niños y adolescentes en el país fue ocasionado por el uso de armas de fuego, lo que corresponde a alrededor de cinco mil menores mueren en México a causa de un arma de fuego.

La indiferencia ante la importancia de la prevención e ineficacia de una política efectiva de desarme, esta mañana y cada día, ha cobrado la vida de miles de mexicanos, incluyendo a niñas y niños.

Reinserta reconoció que hoy más que nunca hay que generar espacios libres de violencia y propuestas específicas legislativas para proteger a la niñez de México.

De acuerdo con información de las autoridades con respecto al suceso trágico ocurrido hace unos días en Torreón, Coahuila, en el cual un niño de 11 años ingresó a su escuela con dos armas de fuego, privando de la vida a una maestra, hiriendo a compañeros y a otro profesor, y, posteriormente, quitándose la vida.

Países que nos están viendo