Responsabilidad Social

WhatsApp, herramienta para la atención de la salud mental

Por medio del chat de confianza 55 5533 5533, el Consejo Ciudadano ha atendido a más de ocho mil personas

Revista Protocolo

Ciudad de México, 27 de febrero de 2020.— A un año de su puesta en marcha, el servicio de WhatsApp del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México se ha posicionado como una herramienta fundamental en la atención de padecimientos de salud mental como la depresión, ansiedad y hasta ideas suicidas.

Desde el inicio de operaciones, el pasado 27 de febrero de 2019, el Chat de Confianza 55 5533 5533, nombre que el organismo le dio a este servicio de mensajería, ha apoyado a más de ocho mil personas tanto de la CDMX como del interior de la República y del extranjero. Aparte de México, los psicólogos capacitados y especializados han atendido a personas de Argentina, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Brasil, entre otros países.

Los usuarios atendidos refieren haber buscado apoyo en ese servicio porque en sus países de origen no se cuenta con herramientas que brinden atención las 24 horas del día y los siete días de la semana.

Salvador Guerrero Chiprés, presidente del organismo, reconoció que el chat ha fortalecido la confianza de los ciudadanos para pedir ayuda, ya que, además de ser gratuito, está disponible a cualquier hora del día.

“Sabemos lo importante que, para las personas que padecen depresión, es importante contar con alguien en el momento de sus crisis; este servicio no las deja solas. Incluso, en la madrugada, siempre hay alguien detrás de la pantalla para contestar, no es un bot, sino una persona real”, añadió.

Así, el Consejo Ciudadano ha contribuido a salvar vidas, ya que el 36 por ciento de las atenciones brindadas mediante WhatsApp ha servido para dar apoyo psicológico o contención a personas en riesgo suicida.

Además de ofrecer servicio psicológico, el Chat de Confianza ha permitido que la ciudadanía reporte problemáticas como extorsión, acoso escolar, maltrato animal y actividad delictiva, entre otras. También ha servido para apoyar en la resolución de delitos de alto impacto, ya que la ciudadanía puede proporcionar datos relevantes que se comparten con la Policía de Investigación.

Países que nos están viendo