Salud

Caballos, de policías a terapeutas

Caudillo, Feyo, Cuitláhuac y Abuelo antes perseguían delincuentes y ahora dan equinoterapia a niños con capacidades especiales en Ecatepec

Revista Protocolo

Fernanda tiene cuatro años de edad y nació con síndrome de Down. Ella y otros niños acuden al Centro de Rehabilitación Integral, Zooterapia y Autismo de Ecatepec (CRIE) para recibir distintos tratamientos y mejorar su calidad de vida, entre ellos la equinoterapia.

Todos los jueves la menor es acompañada por su mamá a recibir una sesión de rehabilitación con ayuda de un caballo y un instructor que le enseña ejercicios para mejorar su coordinación, socialización y atención.

Angélica Cuatecon, madre de la menor, relató que su pequeña disfruta de las dinámicas que realiza con los caballos, al grado de considerarlo una motivación para realizar otras actividades terapéuticas de menor agrado para ella.

“El tratamiento de equinoterapia tarda varios años en reflejar resultados, pero he notado algunos cambios en su actitud: Uno, a ella le motiva mucho, entra a las demás terapias con la condición de que se porte bien para pasar a equino. Dos, tiene problemas con el seguimiento de instrucciones, aquí (la terapia) le ayuda mucho a respetar un turno y cambiar su conducta”, aseguró Angélica.

Como Fernanda, 124 niños más son atendidos en este espacio, en el que cuatro caballos, cuyos nombres son Caudillo, Feyo, Cuitláhuac y Abuelo, son guiados por nueve policías de Proximidad Social de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Ecatepec.

Por instrucciones del presidente municipal Fernando Vilchis Contreras, este servicio se brinda de manera gratuita a los niños que lo necesitan en Ecatepec.

Antes de ser “terapeutas”, los caballos formaban parte del agrupamiento de equinos de la policía municipal y realizaban recorridos de vigilancia en zonas de difícil acceso de Ecatepec, como las colonias ubicadas en las faldas de la Sierra de Guadalupe.

Ahora, con aproximadamente 20 años de edad, los caballos se han jubilado y dejado atrás sus días de capturar delincuentes. Debido a su nobleza y fácil trato fueron seleccionados para seguir cuidando a los ecatepenses, pero de una forma muy diferente.

Neyla León, titular del CRIE, informó que los animales apoyan en la atención de menores de edad de lunes a viernes en horario de 9:00 a 15:00 horas y la equinoterapia es recomendada para niños con síndrome de Down, autismo o algún tipo de parálisis.

Aclaró que, aunque el servicio es gratuito, es necesario que un médico rehabilitador prescriba la terapia y las condiciones en las que se tiene que llevar la misma.

El doctor Gabriel Pacheco, encargado del área de equinoterapia, añadió que los nueve instructores fueron capacitados en distintos estados de la República y dependiendo el padecimiento de los usuarios los ejercicios varían, sin embargo estos tienen como fundamento el calor corporal y el trote del animal.

Las terapias comprenden actividades en distintas posiciones sobre el lomo de los equinos, que les ayudan a los usuarios a mejorar su coordinación, incrementar el control de sus propios movimientos y aumentar su nivel de atención, entre otros beneficios.

De acuerdo con el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, la equinoterapia aprovecha el vínculo afectivo que los usuarios establecen con el caballo para ayudarlos a integrarse con mayor facilidad a las labores cotidianas de la vida diaria.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo