Salud

Cáncer de próstata: primera causa de muerte en mexicanos mayores de 65 años

SOHIN presenta factores de riesgo que pueden ayudar a una detección oportuna

Revista Protocolo

El cáncer es una de las principales causas de muerte en nuestro país, siendo los más recurrentes: mama, próstata, cervicouterino, colorrectal y pulmón.

En el caso del género masculino, el cáncer de próstata representa la primera causa de decesos en hombres mayores de 65 años, de hecho, según la Secretaria de Salud, uno de cada siete mexicanos padecerá esta enfermedad a lo largo de su vida.

La próstata es un órgano pequeño del tamaño de una nuez que se localiza debajo de la vejiga y rodea la uretra. Si bien es normal que la próstata aumente su tamaño con la edad, este tipo de cáncer se origina cuando las células del órgano comienzan a crecer de manera descontrolada afectando el funcionamiento del sistema y provocando complicaciones en las vías urinarias.

Esta enfermedad representa un importante reto de salud en lo que se refiere a prevención. Por ello, Óscar Martínez, especialista en enfermedades crónico degenerativas y director ejecutivo de Grupo SOHIN, comparte algunos factores de riesgo que pueden ayudar a una detección oportuna:

Edad: Más del 60 por ciento de los casos de cáncer de próstata se diagnostican en hombres mayores de 65 años. Por ello, lo más recomendable es que a partir de los 50 años todos los hombres se realicen estudios preventivos de manera regular.

Sintomatología: Por lo general el cáncer de próstata no presenta síntomas visibles en su etapa inicial, sin embargo, es importante estar pendiente a ciertas señales que pueden indicar un problema. Acudir al médico si se tiene problemas para orinar, dolor o ardor, flujo de orina débil, sangrados y/o disfunción eréctil.

Herencia: En caso de que en la familia directa exista algún antecedente de cáncer, es aconsejable realizarse el estudio a partir de los 40 años de edad, ya que la probabilidad de padecerlo se eleva hasta más de 50 por ciento.

Estilo de vida: Algunos hábitos saludables pueden ayudar a reducir las probabilidades de tener cáncer de próstata. Por ejemplo, evitar el cigarro, realizar actividad física de manera regular, mantenerse hidratado y nivelar el consumo de carnes rojas (debido a los esteroides que pueden contener).

Recordar que existen diferentes pruebas genéticas que permiten conocer la predisposición incluso antes de la aparición de los primeros síntomas. Algunas de las pruebas sofisticadas necesitan únicamente una muestra de saliva para detectar mutaciones en los genes.

Para más información, acercarse a SOHIN, la primera empresa de servicios integrales de salud en México, dedicada a medicina personalizada en pacientes con enfermedades crónico degenerativas a través de sus seguros médicos o directamente en sus redes sociales.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo