Salud

Combatir venta clandestina de medicamentos por legalidad y salud pública

La pérdida anual en México para la industria farmacéutica por la compraventa de medicinas ilegales es de 16 mil 650 millones de pesos

Revista Protocolo

Carlos Madrazo Silva, secretario general del Partido Verde Ecologista de México en la Ciudad de México (CDMX), pidió a las autoridades locales detener la venta ilegal de medicamentos en calles de la capital del país, esto con el objetivo de combatir delitos como el robo de los mismos, y a la par, reducir el acceso a medicamentos sin prescripción médica, cuyo consumo puede provocar problemas de salud entre la población.

Esta semana un periódico publicó un reportaje que evidenció la continuidad de la venta ilegal de medicamentos en tianguis de la CDMX. Dio a conocer que la pérdida anual, a escala nacional, para la industria farmacéutica es millonaria, 16 mil 650 millones de pesos, y que dicho giro cuenta con aproximadamente ocho millones de consumidores en el país; asimismo, sitúa a la capital entre las cinco urbes con mayor incidencia en dicha práctica.

Madrazo Silva señaló al respecto, “comprar medicinas en el mercado negro pone en riesgo los empleos formales del sector, pido a la población abstenerse de comprar dichos productos en tianguis, ya que de esa forma apoyan al crimen organizado para seguir delinquiendo y además, arriesgan su salud al comprar artículos robados, clonados, caducados y con mal almacenamiento”.

“También hago un llamado a los industriales del ramo para buscar los medios que hagan accesibles los precios de sus productos para la población con menos recursos económicos o sin seguridad social, atraer un segmento de ocho millones de consumidores y mermar la actividad ilícita debe ser atractivo”, añadió.

En el mercado negro se consiguen medicamentos que requieren de receta para su venta. Expertos en salud señalan que su consumo sin supervisión médica puede tener consecuencias negativas para el consumidor, pero también para la salud pública, tal es el caso de los antibióticos, su uso excesivo o inadecuado genera bacterias multirresistentes, las cuales son difíciles de eliminar y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), causan la muerte de aproximadamente diez millones de personas cada año en el planeta.

En el marco del Día Mundial del Riñón, el político comentó, “comprar medicamentos en el mercado negro y por consecuencia automedicarse, es peligroso, aun en el caso de sustancias que no requieren receta, ya que ameritan las indicaciones de un profesional de la salud con respecto a la dosis, temporalidad e interacciones con otras sustancias, por ejemplo, expertos señalan que el exceso de paracetamol y aspirinas, puede causar riñones más pequeños, con irregularidades y calcificaciones; el ibuprofeno y el naproxeno, pueden reducir el suministro de sangre a dichos órganos”.

Finalmente, el ambientalista solicitó a autoridades capitalinas el relanzamiento de campañas sociales enfocadas a concienciar a la población sobre la importancia de evitar la automedicación y las medidas que se pueden tomar para tener unos riñones sanos. Cabe recordar que la OMS estima que la enfermedad renal crónica afecta aproximadamente al 10 por ciento de la población mundial.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo