Salud

Día Mundial Sin Tabaco 2020 / I

La OPS insta a los jóvenes a ayudar a exponer y resistir el engaño de la industria tabacalera

Revista Protocolo

Ciudad de México, 1 de junio de 2020.— Ayer, 31 de mayo, que se conmemoró el Día Mundial sin Tabaco, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hizo un llamado a los jóvenes de América para que reconozcan, denuncien y resistan las tácticas engañosas utilizadas por la industria del tabaco y sus aliados para reclutar nuevos usuarios a costa de millones de vidas perdidas.

“La industria del tabaco necesita que los jóvenes compren sus productos, lo que puede resultar en adicción a la nicotina, para que se conviertan en consumidores a largo plazo”, dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS. “Esto crea la oportunidad de reemplazar a los ocho millones de personas en todo el mundo que mueren por causas relacionadas con el tabaco cada año. Es una cuestión de rentabilidad a costa de la gente, una elección indefendible”, añadió.

Los fabricantes de tabaco y sus aliados en la industria de los cigarrillos electrónicos y otras relacionadas gastan alrededor de nueve mil millones de dólares anuales en agresivas tácticas de mercadotecnia, muchas de ellas específicamente dirigidas a niños y jóvenes. Los jóvenes son un segmento de mercado importante para la industria, ya que estudios muestran que nueve de cada diez fumadores empiezan antes de cumplir 18 años. En el plano mundial, más de 40 millones de jóvenes entre 13 y 15 años ya han comenzado a consumir tabaco.

Con la campaña del Día Mundial Sin Tabaco de este año, la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están tratando de desacreditar los mitos y exponer el engaño de la mercadotecnia por parte de la industria del tabaco y sus aliados para reclutar usuarios.

La publicidad del tabaco, que incluye la colocación de productos en películas, televisión y plataformas audiovisuales, pretende hacer que fumar y vapear parezcan algo moderno, sofisticado, cosa de adultos y genial. En realidad, el consumo de tabaco causa no solo enfermedades graves como enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades pulmonares, sino también mal aliento, dientes descoloridos y piel arrugada.

Las compañías de tabaco tratan de reclutar nuevos usuarios mediante el patrocinio de becas, campamentos juveniles, conciertos y eventos deportivos. Además, el tabaco sin humo y el tabaco para pipas de agua o shisha se venden con sabores dulces y frutales para atraer a niños y jóvenes.

Incluso durante la pandemia de COVID-19, la industria del tabaco y la nicotina ha continuado publicitando productos que reducen la capacidad de las personas para luchar contra el coronavirus y recuperarse de la enfermedad. La industria ha ofrecido mascarillas o barbijos con publicidad gratuitamente y a domicilio durante la cuarentena, y ha presionado para que sus productos se consideren “esenciales”.

Países que nos están viendo