Salud

Estadísticas a propósito del Día de Muertos

Con base en los registros administrativos, durante 2018 fallecieron 16 mil 35 personas por accidentes por vehículo de transporte, lo que representa 2.2 % del total de las defunciones registradas en ese año

Revista Protocolo

Ciudad de México, 1 de noviembre de 2019.— El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico. En 2003 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró esta festividad como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Por lo anterior y con el propósito de tomar conciencia sobre temas preventivos que tienen como objetivo prolongar la sobrevivencia de la población, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó indicadores asociados a las defunciones acontecidas por accidentes de tránsito.

Monto y estructura
Los accidentes de tránsito deben ser considerados un problema de salud pública y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) “su prevención eficaz y sostenible requiere una colaboración multisectorial concertada y deben ser abordados de forma sistémica a fin de disminuir la exposición a riesgos”.

Los accidentes de tránsito deben ser considerados un problema de salud pública y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) “su prevención eficaz y sostenible requiere una colaboración multisectorial concertada y deben ser abordados de forma sistémica a fin de disminuir la exposición a riesgos”.

Para dar un contexto global sobre la magnitud de este problema, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que, a pesar de que se han implementado mejoras en la seguridad vial, “las cifras de víctimas fatales y de lesionados siguen siendo alarmantes. Los accidentes de tráfico matan a alrededor de 1.25 millones de personas por año. El 90 por ciento de esas personas se encuentran en países de ingresos medianos y bajos”.

Por las repercusiones que los accidentes de transporte tienen en las víctimas y sus familiares, la comunidad internacional retoma esta problemática en los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) a fin de atenderla con una visión integral y de fondo en todos los países miembros y con ello mejorar las expectativas de vida de la población.

El objetivo 3 de los ODS, pretende “para 2020 reducir a la mitad el número de muertes y lesiones causadas por accidentes de tráfico en el mundo”. En México, el número de defunciones por accidentes por vehículo de transporte registradas en 2018 es de 16 mil 35, lo que representa 2.2 por ciento de las defunciones totales (722 mil 611) y 46.4 por ciento de todas las defunciones catalogadas como accidentes (34 mil 589).

Tendencia histórica
En 2006 fallecieron 17 mil 454 personas por accidentes de transporte, lo que en términos porcentuales representó 3.5 por ciento del total de las defunciones registradas en ese año.

Respecto al porcentaje observado en 2018 (2.2 por ciento), hubo una disminución de 1.3 puntos porcentuales.

La ONU argumenta que esta disminución es observada en muchos países y se explica como “progresos mundiales en materia de legislación sobre seguridad vial, ya que está demostrado que la adopción y observancia de leyes integrales sobre los factores de riesgo fundamentales (exceso de velocidad, conducción bajo los efectos del alcohol y no utilización del casco de motociclista, del cinturón de seguridad y de sistemas de retención para niños) ha reducido las lesiones causadas por el tránsito”.

Según la OMS, “los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en accidentes de tránsito”. En 2006, en nuestro país, el porcentaje de defunciones masculinas registradas por accidentes de tránsito respecto al total de fallecidos del mismo sexo fue de 5 por ciento, casi tres veces mayor al de las mujeres (1.7 por ciento). Con algunas variaciones, esta brecha es una tendencia observable en la última década. En 2018 este porcentaje en los hombres es de 3.2 por ciento, mientras que en las mujeres es de 1 por ciento.

Defunciones por tipo de accidente de transporte
A escala mundial más de la quinta parte de personas que fallecen a causa de un accidente de tránsito son peatones. En México para el año 2006 los peatones representaron 30.9 por ciento de los accidentes de transporte, seguidos por los ocupantes de automóvil (19.1 por ciento) y los motociclistas (2.7 por ciento). Respecto a 2018, estas causas de muerte muestran una disminución en las defunciones de peatones (23.4 por ciento) y en los ocupantes de automóvil (12.3 por ciento), mientras que los fallecimientos por motocicleta aumentaron considerablemente (11.8 por ciento).

La ONU señala que la población ciclista y peatonal es más vulnerable en un accidente de transporte, y su seguridad es estratégica en una cultura que necesita intensificar los desplazamientos sustentables. La OMS argumenta que “usar correctamente un casco de motociclista puede reducir el riesgo de muerte casi en un 40 por ciento y el riesgo de lesiones graves en más del 70 por ciento. El uso del cinturón de seguridad disminuye entre un 45 y un 50 por ciento el riesgo de defunción de los ocupantes delanteros de un vehículo. En cuanto a los ocupantes de los asientos traseros, el cinturón reduce en un 25 por ciento el riesgo de defunción y de traumatismos graves”.

Reducir la velocidad y no conducir alcoholizado son otras de las medidas recomendadas por las organizaciones internacionales para disminuir la probabilidad de un accidente de tránsito. Por lo que, desde una perspectiva sistémica, los usuarios de algún medio de transporte, así como los peatones, pueden acatar medidas preventivas para disminuir su incidencia.

Defunciones de accidentes de transporte por grupos de edad y sexo
Las defunciones por accidentes de transporte se hacen presentes desde temprana edad. El 1.7 y 3.6 por ciento de defunciones por esta causa, ocurren en edades de uno a cuatro años y de cinco a 14 años, respectivamente. En los jóvenes de 15 a 29 años se concentra el mayor porcentaje de defunciones (32.2 por ciento), seguidos por el grupo de 30 a 44 años (25.5 por ciento).

En los jóvenes de 15 y 29 años los accidentes de transporte a escala mundial son la primera causa de muerte. En México fallecen un total de 41 mil 616 jóvenes y de estos, 12.4 por ciento son por accidentes de transporte (cinco mil 169).

Las causas vinculadas a dichos fallecimientos son los accidentes de motocicleta (20.1 por ciento), seguidos por los peatones (13.8 por ciento) y los ocupantes de automóvil (13.1 por ciento). En la población de menos de un año las defunciones de peatones ocupan la tercera causa (4.4 por ciento); para el grupo de uno a cuatro años (32.1 por ciento) y los escolares de cinco a 14 años (21.2 por ciento) se ubica como la principal causa; lo mismo sucede para la población de 30 a 59 años (22.8 por ciento) y la de 60 años o más (40.4 por ciento).

A escala nacional la tasa de defunciones por accidentes de transporte en 2018 es de 12.8 defunciones por cada 100 mil habitantes. Veinte entidades superan este valor y 12 reportan tasas inferiores.

Las entidades federativas que en 2018 reportan las tasas de defunciones por accidentes de transporte más altas son: Zacatecas, Nayarit, Durango y Sinaloa, (superiores a 20 defunciones por cada 100 mil habitantes). En contraste, la Ciudad de México, Veracruz, Baja California y el Estado de México reportan las tasas más bajas (con menos de ocho defunciones por cada 100 mil habitantes).

Países que nos están viendo