Salud

Hierro, el arma para combatir la anemia

Recomienda IMSS dieta rica en hierro para prevenir la enfermedad

Revista Protocolo

Ciudad de México, 15 de enero de 2020.— Consumir alimentos ricos en hierro como frutas y semillas (pasas secas, almendras y cacahuates), vegetales (frijoles, brócoli, espinaca, lentejas) granos y cereales, carne roja, pescado, huevo, lácteos, entre otros, es importante para la salud, pues contribuye a prevenir la anemia.

Así lo señaló Jesús Lorenzo Núñez Moreno adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 20, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cuernavaca, al explicar que la anemia es la baja producción de hemoglobina, partícula que oxigena los tejidos del cuerpo.

“La principal causa del desarrollo de una anemia es por una inadecuada alimentación o por una hemorragia secundaria”, destacó el especialista.

Detalló que hay signos universales que muestran la presencia de anemia, así como datos clínicos específicos, tales como: dolor de cabeza, mareo, cansancio, debilidad y palidez o pérdida de color de la piel.

De acuerdo con el experto, la anemia aguda produce además otros síntomas como: taquicardia, síncope (pérdida brusca y temporal del conocimiento), cefalea, vértigo, disnea (dificultad para respirar) y taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria).

Al respecto, indicó que quienes presenten un cuadro con estos síntomas deben someterse a un estudio de biometría hemática para medir la calidad de su sangre y evaluar si la médula ósea está produciendo suficientes glóbulos rojos.

Refirió que en casos de desnutrición es más frecuente la presencia de anemia, así como en personas que padecen diabetes, cáncer y en mujeres con alteraciones en el ciclo menstrual.

Dijo que es importante que ante la presencia de anemia, se evite la automedicación por medio de complementos vitamínicos sin la supervisión de un especialista y que se debe dar prioridad al problema médico que la condiciona con una atención adecuada y oportuna.

El especialista del IMSS recomendó visitar al médico familiar para medir la presión arterial, pulso y frecuencia cardiaca y en caso necesario, instrumentar un tratamiento adecuado para tratar atender algún tipo de anemia.

Países que nos están viendo