Salud

Indispensable el compromiso gubernamental por un mundo libre de sida: AHF

AHF llama a reforzar la inversión económica y humana para mejorar la respuesta al VIH, si en verdad queremos lograr un mundo libre de sida

Revista Protocolo

La reciente décima Conferencia Mundial Científica sobre VIH (IAS 2019), sirvió para presentar novedades esperanzadoras como un implante subcutáneo capaz de prevenir durante un año la infección con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), una vacuna con efectos similares que podría estar disponible en pocos años y el inicio del estudio de los beneficios de la PrEP que por sus siglas en inglés habla de profilaxis preexposición en Latinoamérica.

Para AIDS Healthcare Foundation (AHF), representa la tribuna perfecta para llamar a responsables de las políticas públicas en salud a incrementar sus recursos no solo para mantener la resiliencia colectiva y la capacidad de respuesta ante el incremento en las cifras de transmisión VIH, sino también para prepararse ante cualquier imprevisto en cuanto nuevas disparidades, tensiones o resistencias, comentó en entrevista Nicole Finkestein, directora para AHF México.

A su vez, la directora de pruebas y abogacía para América Latina y el Caribe en AHF, Miriam Ruiz, aseguró que “cada vez que hay una conferencia científica de la Sociedad Internacional de Sida, IAS, todos esperamos escuchar que se encontró la cura o la vacuna, este año pensamos que no sucederá, pero sí queremos insistir como sociedad civil y como una organización que trabaja en 44 países, que no podemos seguir adelante proponiendo metas en prevención o tratamiento si cada uno de los gobiernos no se compromete a invertir dinero y recursos humanos para finalmente lograr tener un mundo libre de sida”.

Durante la conferencia de arranque, la directora científica local de IAS 2019, Brenda Crabtree, explicó que Latinoamérica es una de las regiones “más inequitativas” del mundo, y agregó que a escala mundial, las mujeres y niñas enfrentan barreras estructurales y sociales como el estigma y la discriminación para acceder a servicios de salud, así como una falta de conocimiento en salud femenina por parte del personal de salud. Agregó que en por lo menos en 29 países se requiere el consentimiento del esposo o pareja para que las mujeres tengan acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. Estas iniquidades se exacerban durante las crisis humanitarias y desastres naturales.

Por todo ello, AHF llamó a la comunidad mundial de salud pública a trabajar en la prioridad que representa la prevención primaria, tendencia que se manifiesta repetidamente en los países donde opera AIDS Healthcare Foundation.

Para hacer frente al gran número de nuevas infecciones por VIH, la comunidad de salud pública mundial debe adoptar un modelo de prevención primaria integral y multifacético que utilice intervenciones rentables como los condones.

Países que nos están viendo