Salud

La salud mental es más que “echarle ganas” / III

Los niños y jóvenes son los entes a quienes más ha afectado el confinamiento, por eso es necesario ayudarlos con ejercicios y explicándoles lo que pasa

Revista Protocolo

Ciudad de México 13 de julio de 2020.— Las personas adultas pueden ayudar a los niños y adolescentes a enfrentar el encierro, también desde la realidad, según la psiquiatra Ingrid Vargas Huicochea, de la Coordinación de Investigación del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “evidentemente no hacerlo de una manera tan cruda, pero no sirve de nada ocultarles lo que está pasando; debemos hablar con ellos a su nivel y explicarles el porqué de las acciones que se tienen que llevar, porque conocer la realidad les va a ayudar”, explicó.

Para ellos, una rutina de ejercicio, actividades y horarios es indispensable, así como su espacio para el juego en el que crean su propio entorno saludable. Y con los adolescentes evitar que todo el día estén conectados a las tabletas, celulares y redes sociales, y conducirlos a otras actividades a las que han dejado de estar acostumbrados como leer, escribir, crear.

Los padres y madres con hijos pequeños y espacios físicos limitados tienen un reto todavía mayor, pero no imposible de vencer; en este escenario, es importante la comunicación, explicarles que se está en un mismo barco y no se puede bajar de él por un tiempo.

La recomendación, apuntó Vargas Huicochea, como especialista en trastornos mentales, es que cada uno exponga verbalmente o escriba en un papel lo que necesita y lo que puede hacer, y la familia o el grupo deberá apoyar para que se pueda lograr.

Países que nos están viendo