Salud

Mitos y realidades en la higiene dental infantil

En esta guía para padres, dentalia explica algunas creencias de los dientes de leche y la higiene bucal de los pequeños que pueden resultar en un riesgo a mediano y largo plazo

Por Lorena Badial, gerente de atención y experiencia de Grupo dentalia Zona Occidente

La caries dental es la enfermedad crónica más común en la primera etapa de la vida, pues afecta a más del 60 por ciento de los niños y adolescentes de México, de acuerdo con la encuesta “Caries Dental en Escolares” elaborada por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece). Además, la prevalencia de caries dental en los adultos mexicanos es del 94.9 por ciento, una cifra preocupante que refleja un importante rezago en materia de atención dental en el país.

Sin embargo, ahora los papás pueden transformar la visión de la odontología a una tendencia preventiva mediante el uso de la tecnología y acceso a la información a través de plataformas digitales y redes sociales.

Para que esta tendencia prevalezca a largo plazo, es importante transmitir de forma clara las medidas que favorecen una correcta higiene bucodental desde temprana edad y desmitificar algunas creencias que carecen de fundamento:

¿Los dientes del bebé empiezan a formarse durante el embarazo?
Realidad. Los dientes del bebé empiezan a desarrollarse a las pocas semanas de embarazo, la primera etapa inicia entre las semanas seis y ocho de gestación. Las futuras mamás pueden asegurar dientes fuertes en sus bebés, incluyendo cantidades adecuadas de calcio, fósforo, vitaminas C y D en sus dietas.

¿La lactancia ayuda al desarrollo bucodental del bebé?
Realidad. La lactancia es fundamental para el desarrollo de los dientes en los bebés, ya que la succión del pezón es un ejercicio fundamental para el perfeccionamiento de la boca.

No hay que preocuparse por la salud bucal del bebé hasta que tenga dientes.
Mito. Si el bebé no tiene dientes aún, ¿para qué vigilar su higiene dental? Es uno de los errores más comunes entre los papás primerizos. Esta falsa creencia puede generar riesgos a corto y mediano plazo en la dentición de los niños. Antes de que el bebé tenga dientes, es importante limpiar sus encías con gasas húmedas.

Cuando nacen los dientes de leche ¿los bebés son más irritables?
Realidad. Los primeros dientes del bebé empiezan a nacer alrededor del sexto mes de vida. En esta etapa es normal que el pequeño babee, se ponga objetos en la boca y esté más irritable de lo normal. Para aliviar esa sensación, los papás pueden ofrecer un mordedor (preferentemente frío) o frotar las encías del bebé con el dedo limpio o una gasa.

Los niños no disfrutan cepillarse los dientes.
Mito. Los papás pueden transformar el hábito del cepillado en un ritual divertido. Entre las estrategias está el comprar pastas dentales de sabores, un cepillo de dientes con personajes infantiles o inventar una canción para ese momento, transformándolo en un juego divertido.

Los dientes de leche no importan
Mito. Los dientes de leche o temporales, son fundamentales para una buena masticación y para el desarrollo de la boca de los hijos. Estos garantizan el espacio adecuado en la boca para cuando los dientes definitivos se posicionen, por eso es fundamental cuidar con atención los dientes de leche de la misma forma que se cuidan los permanentes.

¿Es bueno el uso de flúor en los dientes de los niños?
Realidad. En los niños es frecuente la alta ingesta de azúcares por lo que sus dientes son susceptibles a presentar caries. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el uso de flúor reduce hasta un 50 por ciento el riesgo de sufrir caries en los niños. Por ello, la aplicación de flúor es recomendada por los dentistas en niños después de los tres años, ya que si es aplicado antes de esta edad, los dientes del niño podrían sufrir alteraciones de color o machas blancas.

El mexicano adulto promedio visita al dentista una vez cada siete u ocho años, consume tres pastas de dientes y un cepillo dental al año, uno de los índices más bajos del continente americano en higiene bucodental. Además, el 80 por ciento de las personas en México que asiste al dentista, acude cuando es necesario un tratamiento invasivo y por tanto más costoso.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo