Salud

No des el grito de dolores…

Sugiere el IMSS cuidar porciones y cambiar ingredientes en platillos tradicionales de fiestas patrias

Revista Protocolo

En los festejos patrios se puede comer de manera saludable, controlar las porciones y cambiar algunos ingredientes a los platillos tradicionales para evitar el exceso en la ingesta calórica, señaló la supervisora de Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Alma Belén Membrila.

Detalló que sustituir carne de cerdo por pollo, tostadas fritas por horneadas o al comal, y crema común por otra baja en grasa podría reducir hasta en un 50 por ciento la cantidad de kilocalorías que se ingieren en un plato tradicional de pozole.

Además, dijo, este platillo se puede preparar con pollo deshebrado, champiñones, pimientos rojos y verdes para sazonar y servirlo con suficientes rábanos, lechuga, orégano y limón al gusto.

La nutrióloga recomendó que se debe tomar en cuenta que el bienestar tiene que ver con mantener un estilo de vida saludable, lo que juega un papel importante en la prevención y control de enfermedades crónicas.

Mencionó que la conmemoración del mes patrio brinda la oportunidad de convivir con familiares y amigos y saborear los platillos típicos de la cocina nacional; sin embargo, los excesos en la alimentación, bebidas endulzadas y alcohol pueden poner en riesgo la salud.

Sugirió que si se tiene previsto acudir a alguna cena tradicional, se pueden tomar precauciones como: comer algo ligero antes del festejo que incluya verduras (jícama, zanahoria, pepino); evitar la ingesta de frituras, empanizados, capeados, crema, mayonesa, mantequilla y tostadas fritas, y moderar el consumo de bebidas alcohólicas pues tienen calorías sin ningún aporte nutrimental.

Informó que las calorías que contiene un platillo dependen de diferentes factores en su preparación como son: tipo de alimento, según su contenido en carbohidratos y grasas; tipo de cocción; ingredientes y su cantidad; así como el tamaño de la porción del platillo.

Explicó que en las fiestas patrias, un platillo tradicional como el chile en nogada contiene aproximadamente 800 kilocalorías por pieza, un plato de pozole contiene un estimado de 600 kilocalorías; las tostadas aportan de 75 a 100 kilocalorías y si se consumen botanas, postres y bebidas azucaradas o alcohólicas, el número de calorías se eleva considerablemente.

Las calorías que debe consumir una persona dependen del gasto de energía diario y varía de acuerdo a su peso, edad, estatura, sexo, actividad física, ocupación, estado de salud o enfermedad, entre otros.

Como ejemplo, un hombre adulto de 1.70 metros de estatura, de peso normal y actividad física moderada puede requerir de mil 700 a dos mil calorías diarias, en tanto que una mujer adulta de 1.60 metros de estatura debería consumir entre mil 200 a mil 400 calorías; sin embargo, el cálculo debe ser individual, por lo que es importante acudir al servicio de nutrición para conocer las calorías que se requieren.

Una vez que las fiestas hayan concluido, se debe continuar con una alimentación correcta, es decir, incluir en cada tiempo de comida algún alimento de cada grupo del Plato del Bien Comer: verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal; además de preparar los alimentos con menos grasa y sin adicionar sal ni azúcar.

Si una persona presenta sobrepeso, por ningún motivo debe tomar las llamadas dietas “milagro” o rápidas, pues pueden ocasionar rebote y poner en riesgo la salud, por lo que la alimentación correcta es la mejor indicación.

En la página de internet: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/salud/guias_salud/alimentacion-saludable-2019.pdf, el IMSS proporciona una guía que contiene un plan de alimentación con 28 menús diferentes de mil 500 kilocalorías para cada día, recomendada para personas que desean bajar de peso de forma segura.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo