Salud

Poniendo corazón para un doble esfuerzo

Dan de alta del Centro Médico La Raza a paciente de trasplante combinado de corazón y riñón

Revista Protocolo

Mucho corazón, fue lo que pusieron doctores del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social, para darle una oportunidad más de vida al joven Silvestre Parra.

Parra presentaba una cardiomiopatía dilatada (crecimiento del corazón) y daño en la estructura funcional del riñón, por lo cual, estaba en etapa terminal y no había opción de terapia más que el reemplazo de ambos, por lo cual, los médicos tenían una labor doblemente complicada, pues tuvieron que realizar un trasplante combinado de corazón y riñón.

Primeramente, se procuró y trasplantó el corazón; luego el paciente pasó a terapia intensiva para estabilizarlo y una vez que se verificó la funcionalidad del órgano vital, se llevó a cabo la sustitución de riñón sin ningún problema.

El director de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General de La Raza, Guillermo Careaga Reyna, resaltó que el paciente tiene una segunda oportunidad de vida, resultado de la capacidad que han logrado obtener, desarrollar y mantener los especialistas en esta UMAE para consolidar los programas de trasplante de órganos.

Añadió que desde hace seis años realizan el trasplante combinado corazón-riñón en esta unidad médica. El de Silvestre, es el sexto exitoso, pues todos los pacientes viven.

Con Silvestre, precisó, coincide el trasplante de corazón número 200 desde que inició el Programa de Trasplante en esa unidad médica en 1988.

El paciente, quien sigue las instrucciones para su recuperación total, dijo sentirse bien con el trasplante y agradeció a los doctores que hicieron posible la recuperación de su salud, pues nunca pensó que le iba a pasar este cambio tan grande. También se manifestó contento por el trato que recibió de los especialistas que lo atendieron.

El doctor Careaga Reyna hizo un llamado para fortalecer la donación, que impacta en beneficio no solo de uno, sino de muchos pacientes que están en espera de un órgano. Asimismo, agradeció a los familiares de los héroes anónimos que otorgan los órganos de sus seres queridos.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo