Salud

Poniéndole lupa al lupus

Detección y tratamiento oportuno mejora calidad de vida de personas con la enfermedad

Revista Protocolo

Conocido como “el gran imitador”, el lupus es una enfermedad que ocasiona síntomas como pérdida de peso, fatiga inexplicable, daño en corazón, pulmón y riñones que puede llegar ser mortal sin un diagnóstico certero.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realiza la detección y tratamiento oportuno de esta enfermedad, clave para lograr una mejor calidad de vida en quien lo padece e, incluso, llevar una vida normal.

Una persona debe sospechar de lupus y acudir al médico cuando sufre dolor en articulaciones durante varias semanas, que no mejora ni al recibir tratamiento; fiebre sin causa aparente, al igual que cansancio y pérdida de peso que no se relaciona al esfuerzo de la actividad diaria; manchas en la piel que empeoran con la exposición al sol; al realizar exámenes de laboratorio puede registrar un descenso importante de glóbulos blancos, rojos o de plaquetas, que son indispensables para combatir males dentro del organismo.

Explicó que no existe una causa específica que provoque la aparición del lupus, pero sí hay varios factores que la predisponen: factores genéticos; particularmente el hecho de ser mujer, al uso de algún hormonal como método de planificación familiar y a cambios hormonales en el embarazo.

Una simple infección viral puede ser el “gatillo” para comenzar a cursar con lupus, ya que causa un mal funcionamiento del sistema inmune.

De cada diez personas que sufren la enfermedad, nueve son mujeres, y la mayor prevalencia se da entre los 20 y 40 años de edad; a pesar de ser menos común, se presenta también en mujeres más jóvenes, pero cuando esto ocurre, el padecimiento es más agresivo.

Datos de la División de Información en Salud del IMSS señalan que en cuatro años consecutivos (2014 a 2017), se brindaron un promedio de 130 mil consultas para tratar la forma más común de la enfermedad, que es el lupus eritematoso sistémico. En México se estima que por cada 100 mil habitantes, 20 personas sufren este mal.

El IMSS ofrece diversos medicamentos, dependiendo el tipo de manifestaciones de la enfermedad; cuando son leves, responden de manera favorable con esteroides, antiinflamatorios e inmunosupresores por la vía oral; si ya son casos moderados o graves, se brindan esteroides, pero en dosis altas, que pueden ser administrados en el hospital para vigilancia en caso de que haya complicaciones o fármacos inyectados por la vena dirigidos a controlar los anticuerpos que atacan las células del organismo.

Actualmente, el lupus es controlable cuando se detecta de manera oportuna, mientras que hace solo 20 años, entre 70 a 80 por ciento de las personas con la enfermedad, fallecían por el daño que provoca en corazón, pulmones y/o riñón.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo