Salud

¿Qué hacer cuando se tapa el sanitario?

Aunque se trate de un problema del que no es cómodo hablar, todos hemos tenido que enfrentarnos a él en algún momento, por lo que es útil saber qué métodos pueden ayudar a salir de esta situación

Revista Protocolo

Es una situación de todos los días, que ha sucedido a todos y de la que no se habla mucho por vergüenza: el inodoro se tapa. La obstrucción puede deberse a que han arrojado objetos inadecuados dentro, el inodoro ya es muy viejo, o se han acumulado residuos en el fondo, o ser simple mala suerte.

La situación es incómoda y al tratarse de un elemento indispensable del hogar que se utiliza todos los días, solucionar ese problema es fundamental. José González, plomero experto de GetNinjas, aplicación para contratación de oficios, comparte cinco consejos y trucos caseros para destapar el inodoro sin provocar más daños.

1. Arrojar agua abundante. Es el truco más sencillo. A veces la obstrucción no es tan grande, pero el agua que sale al tirar de la cadena no es suficiente para llevarse todos los residuos, por lo que hay que darle una pequeña ayuda. Arrojar cubetadas de agua caliente a la taza al mismo tiempo que se jala la palanca, cuidando de no saturarlo y que se desborde. La temperatura del agua ayudará a disolver los residuos, pero es importante que nunca se agregue agua hirviendo a la taza, ya que el cambio de temperatura repentino puede fracturar la porcelana y provocar un daño mayor al inodoro.

2. Usa líquido especial para cañerías. La opción con mayor posibilidad de éxito es esta, pues hay una variedad de productos especiales para destapar las cañerías. Es importante señalar que se debe tener cuidado al manejar estas sustancias y usar guantes al utilizarlas, ya que contienen elementos tóxicos si entran en contacto con la piel. Seguir las instrucciones del fabricante y dejar actuar el producto un par de horas antes de jalar la cadena para verificar si la tubería ya está libre.

3. Utilizar vinagre y bicarbonato. Se trata de un método casero efectivo que se puede probar en caso de no contar con líquido para destapar cañerías, pero sí con vinagre y bicarbonato de sodio. Regar una taza de bicarbonato de manera uniforme por toda la taza y esperar a que se asiente en el fondo; después, vaciar dos tazas de vinagre dentro de la taza, cuidando que al hacer efervescencia no supere el borde. Dejar reposar por una hora, la reacción destruirá la obstrucción y al jalar la palanca el baño estará destapado.

4. Regar refresco de cola en la taza. Por descabellado que suene, este truco ayuda a salir de esa situación embarazosa, aunque es un método más tardado que los anteriores. El ácido fosfórico que contiene el refresco de cola ayuda a disolver los residuos sólidos del inodoro, eliminando las obstrucciones en la tubería. Se necesitará verter dos litros de refresco en el inodoro y dejar que repose toda la noche, pues la concentración de ácido fosfórico en la bebida es muy baja y requiere de varias horas para hacer efecto, así que se aconseja recurrir a él solo si no se trata de una emergencia.

5. Emplear un gancho para ropa. Es una solución menos sofisticada, pero rápida y que puede sacar del apuro sin dificultades. Se necesitará tomar un gancho para ropa de alambre y desenredarlo, enderezarlo tanto como se pueda y amarrar un trapo que ya no se use a un extremo del alambre, para prevenir dañar el inodoro cuando se utilice. Con cuidado, introducir el extremo con el trapo dentro de la taza y empujar lentamente con movimientos circulatorios hasta que se sienta la obstrucción, para empujarla al fondo. Utilizar guantes durante el proceso y desechar el gancho al terminar de usarlo.

Si cualquiera de estos métodos falla, o el problema que se tiene en casa es más complicado, lo mejor es contactar a un profesional que asesore y se encargue del problema, pues el inconveniente podría estar en otra parte de la tubería de la casa y complicarse si no se atiende de manera adecuada.

 

Comentar

Comente

Países que nos están viendo