Salud

¿Sin vello para sentirse bello?

Cada vez más está la moda de depilarse la zona genital, pero… ¿es bueno o malo hacerlo?

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán

Por vanidad, estética, moda o por higiene, pero lo que sí es cierto, es que el boom de rasurarse la zona genital, cada vez más ha ido creciendo en todo el mundo y va desde aquellos que lo hacen ocasionalmente con cera o rastrillos y hasta quienes recurren a rayos láser y otros métodos científicos o médicos para no tener vello púbico alguno.

Así como en el interior de la nariz o en las axilas y lo mismo va con las cejas y pestañas, el vello púbico, según el dermatólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Vargas, sirve para proteger a la zona púbica, considerada de las más sensibles de todo el cuerpo humano, de bacterias y otros microorganismos dañinos ocasionados a veces por los componentes de la ropa exterior o interior; así como de factores ambientales como la contaminación.

Como cuando uno se rasura la barba o bigote, los rastrillos pueden ocasionar heridas, a veces no notorias, que podrían afectar externa e internamente la piel con el contacto con cualquier tipo de tela o bien, causar lesiones cuando se tengan relaciones sexuales.

En el caso de la cera, tapa los poros de la piel, aparte del dolor intenso al momento de arrancarla; y por los componentes químicos de esta, puede provocar enrojecimiento que sumado a la sudoración y humedad ambiental, abren una puerta fácil a las bacterias, que se evitarían por completo si hubiera vello.

Según la revista española de investigaciones médicas Mejor con Salud, las mujeres depiladas, aunque también algunos hombres con depilación, al tener descubierta la zona, corren el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual como el herpes genital y el virus del papiloma humano.

La sexóloga egresada de la UNAM Gabriela Arredondo compartió en entrevista para Protocolo Foreign Affairs & Lifestyle que la mayoría de las mujeres que tienden a rasurarse lo hacen por moda, otras más lo atribuyen a que el vello es causante de malos olores, hay quienes lo hacen “porque es bastante erótico para las relaciones sexuales con la pareja”, no falta aquel que lo hace “porque se lo pide su pareja” y aunque en menor proporción, hay quienes aún no quieren dejar de sentirse niños.

Si bien la especialista asegura que no es ni bueno ni malo, el quitarse el vello púbico es una elección personal y para ello, lo ideal es irlo quitando poco a poco y no todo “de un jalón”. “Es como la comida, se vale probarla una vez, si no te gusta, no lo vuelves a hacer, pero si te sentiste cómoda, adelante.”

“Muchas clínicas de depilación es lo que aconsejan con tal de tener más clientes, y podrán tener buenos tratamientos, personal altamente calificado, higiene y tecnología especializada, pero no dan más información, precisamente para evitar que el cliente dude y con ello tener asegurado el trabajo”, dijo.

Cuando se tiene vello muy abultado, lo ideal es recortarlo con unas tijeras limpias y desinfectadas, luego, meterse a bañar normalmente con agua caliente, lavar bien la zona con jabón (si es posible neutro) y luego, cuidadosamente, usar el rastrillo (que también deberá ser nuevo y desechado una vez que se haya concluido), hasta quedar afeitado hasta donde se desee. Finalmente, aplicar loción post-afeitado que no contenga alcohol y perfumes.

Hasta donde este reportero investigó, aún no existe en el mundo una crema de rasurar especial para la zona genital. La crema de afeitar para la cara, es especial para esa parte del cuerpo, por lo que usarla en las partes íntimas puede tener un efecto contraproducente, recordando que cada parte corporal tiene sus respectivas sensibilidades.

Al menos el día en que se realizó esta acción, no usar ropa interior y exterior ajustada debido a que quedan los poros de la piel abiertos y son muy sensibles de contraer infecciones.

Además de todas las medidas de higiene tradicionales, diversos portales especializados en dermatología, recomiendan a quienes quieran llevar a cabo esa modificación en el cuerpo, usar los días siguientes, ropa interior de algodón y no asolear la parte depilada.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo