Salud

Vulnerabilidad de alimentos

El reciente brote de la bacteria E. coli detectado en la espinaca procedente de California, deja al descubierto el nivel de vulnerabilidad al que está expuesta la cadena alimenticia de Estados Unidos y las naciones a las que exporta sus productos: un sistema de rápida distribución de la carne, la fruta y las verduras a los consumidores y que tiene posibilidades de propagar con la misma velocidad una bacteria que puede ser letal.

Tal como sucede con muchos de los alimentos, la espinaca se transporta desde el campo hasta un centro de procesamiento en donde se combina con espinaca de otras plantaciones. Si alguna de éstas está contaminada, el riesgo de contagio a la población se multiplica mientras las hojas pasan por las etapas de lavado, secado, empaque y transporte.

A pocos días de conocerse el primer caso relacionado con E. coli, el 30 de agosto, la enfermedad provocada por la espinaca contaminada de California había sido distribuida a dos docenas de estados. Casi 200 personas se habían enfermado, un tercio de ellos en las primeras 72 horas. Dos ancianas y un niño de dos años murieron.

Cuando uno abre una bolsa de espinaca, se pregunta “¿de cuántos tipos diferentes de plantas proceden, y de cuántos lugares?”, comentó el doctor Robert Tauxe, jefe de enfermedades provocadas por alimentos, de los centros de Prevención y Enfermedades.

“Si algo falló en una de esas plantaciones… una manzana podrida contagia a todo el paquete”, señaló Tauxe.

Es la vigésima vez que se responsabiliza a la lechuga o a la espinaca por el brote de una enfermedad desde 1995.

El 8 de octubre, la lechuga de hojas verdes de la misma zona agrícola, el Valle Salinas, de California, fue retirada en más de media docena de estados después que la empresa Nunes Co. Inc. descubrió la posible contaminación de bacteria E. coli en el agua de regadío. La bacteria no ha sido hallada en la lechuga de la marca Foxy. Hasta el momento no se han reportado enfermos.

Los defensores del público para la seguridad alimenticia han exigido que se aumente el control, y manifiestan que una sola agencia debería garantizar la seguridad de los alimentos.

Fuente: Univisión

Comentar

Comente

Países que nos están viendo