Seguridad

Extremar precauciones y evitar incendios en Día de Muertos

Por el uso de veladoras en los hogares, se da un notable incremento en el número de siniestros

Dan recomendaciones para evitar accidentes en Día de MuertosEl 53 por ciento de los incendios en el país se registra en los hogares, y es en la temporada de Día de Muertos (junto con Navidad y fiestas patrias), cuando estos se incrementan considerablemente, por lo que la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (AMRACI), hizo un llamado a la población para extremar precauciones y seguir algunas recomendaciones para evitar accidentes.

Carlos Morett, presidente de este organismo, que recientemente llevó a cabo en todo el país la Segunda Campaña Nacional de Protección Contra Incendios, dijo que estudios recientes muestran que el 53 por ciento, es decir, más de ocho mil incendios en el país, tuvieron lugar en casa habitación y de estos un alto porcentaje se generó por el uso de velas y veladoras en casas, especialmente en el sector rural.

Morett dijo que los incendios representan un problema de salud pública, ya que de acuerdo con la Fundación Michou y Mau, cada semana se atiende a dos niños por quemaduras, mismos que tienen que ser trasladados a Estados Unidos para su atención, con un costo de más de medio millón de pesos cada uno, debido a que en México no hay unidades de atención a quemados que cumplan con todas las características que se requieren para dar una atención integral.

Los incendios en casa habitación en estos días ocurren por el uso excesivo de velas y veladoras, las cuales se dejan prendidas por largos periodos, incluso toda la noche, en altares y ofrendas, donde conviven con materiales de fácil combustión como el papel picado y las flores.

Para evitar estos accidentes recomendó no dejar prendidas las veladoras en la noche, vigilarlas constantemente y alejarlas de otros materiales flamables como el papel, cartón, flores o alimentos.

Evitar el uso de anafres dentro de las habitaciones, durante la preparación de alimentos, evitar que las asas de sartenes y de ollas, estén de frente a la persona que cocina y de preferencia usar las parrillas posteriores de las estufas.

Revisar también enchufes para ver en qué condiciones están, que las extensiones que se utilicen sean adecuadas para el uso que se les quiere dar, pues algunas veces hay que emplear las llamadas de “trabajo rudo”, pero que son las que cuentan con una protección contra las descargas de corriente y si hay un cortocircuito, este no prende y no se producen incendios.

Los materiales eléctricos, las luces de colores y otros adornos, así como extensiones y enchufes, o aparatos eléctricos deben traer las siglas NOM, por Norma Oficial Mexicana, esto quiere decir que ya pasó por un proceso de verificación en laboratorios para hacerlos más seguros al hacer uso de ellos.

El presidente de AMRACI mencionó que los incendios son responsables del 31 por ciento de los desastres en México y ocasionan el 26.9 por ciento de la totalidad de la mortalidad asociada (humo, gases tóxicos, quemaduras, etc.)

Muchos de los incendios pudieron haberse evitado, pero desgraciadamente no estamos preparados ante una situación que pone en riesgo nuestra seguridad como lo es un incendio y regularmente “pensamos que eso no me pasará a mí”; desagraciadamente estos siniestros han ido en aumento de forma gradual en un 10 por ciento de forma anual, ocasionando un gran impacto en la sociedad, concluyó Morett.

Revista Protocolo

Comentar

Comente

Países que nos están viendo