Seguridad

La ciberseguridad empieza desde chiquillos

La SSPC organiza su Noche de Museos en el Museo Interactivo de la Policía Federal dirigida a los niños, en la que con divertidas dinámicas de los personajes de Once Niños, se concientizó sobre la ciberseguridad en México

Revista Protocolo

Fotografías: Museo Interactivo de la Policía Federal

Con actividades encaminadas a fomentar el buen uso de las redes sociales y prevenir acciones ilícitas en internet, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a través de la División Científica de la Policía Federal realizó la tradicional Noche de Museos con la participación estelar de los personajes de Once Niños, con la finalidad de impulsar la campaña de concientización “Ciberseguridad México 2019”.

En el auditorio del Museo Interactivo de la Policía Federal, Oliver González Barrales, coordinador para la Prevención de Delitos Electrónicos, recordó que diariamente 80 millones de cibernautas en México interactúan a través de medios digitales. “La ciberseguridad es un tema fundamental para el buen desarrollo de nuestras actividades diarias donde permanentemente estamos conectados para interactuar e intercambiar información”, añadió.

Resaltó que el uso inadecuado de las tecnologías de la información, internet y redes sociales favorecen la comisión de delitos y afectan la seguridad física, psicológica y patrimonial de los ciudadanos, por lo que citó ejemplos como la pornografía infantil y trata de personas donde los delincuentes usan al internet como herramienta para captar a sus víctimas.

Durante la Noche de Museos, el Canal Once del Instituto Politécnico Nacional, a través de su barra Once Niños, realizó una función con sus personajes Alan y Lucy, quienes acompañados por Cuali y Citlalli, muñecos guiñoles de la Policía Federal, explicaron a los niños y adolescentes sobre los cuidados y precauciones que se deben tomar al navegar por internet.

En una dinámica, los personajes ataviados con el uniforme de la Policía Federal resaltaban varias recomendaciones como: ocultar datos personales al tiempo de utilizar las redes sociales y estar bajo la supervisión de un adulto para manipular fotografías personales, las cuales no se deben compartir con gente desconocida, además de no publicar fotografías de sus hogares o con uniformes escolares.

Al final, los niños participaron en juegos donde el tema principal fue la ciberseguridad, así como el cuidado del medio ambiente, a través del ahorro de energía y el respeto a los semejantes.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo