Sociales

10 claves para triunfar en el evento navideño de la empresa

Las reuniones navideñas o de fin de año son una gran oportunidad para convivir con compañeros de trabajo, jefes y clientes. Imagen Efectiva MV nos da diez claves para aprovechar estas ocasiones al máximo

Revista Protocolo

Ciudad de México, 18 de diciembre de 2019.— Con la proximidad de la Navidad, se multiplica el número de reuniones, algunas de tipo personal y otras en el entorno profesional.

Estas reuniones son una buena oportunidad para afianzar la relación con los jefes, compañeros de trabajo e incluso clientes. Para lograrlo, además de disfrutar del evento, hay que considerar ciertos protocolos que nos ayudarán a tener un buen desenvolvimiento y encuentro productivo. Imagen Efectiva MV (www.imagenefectiva.com) los comparte:

1.- Lo primero que hay que pensar es en la ropa que se va a usar. No olvidar que el evento se lleva a cabo dentro del contexto profesional y la imagen debe ser congruente con lo que se desea proyectar. Caer en exceso de creatividad o excentricidades en la vestimenta sin duda hará destacar, pero no necesariamente por las razones correctas. Respetar el estilo personal, pero tomar en cuenta el tipo de evento, grado de formalidad, lugar y horario para determinar las prendas, colores, accesorios y maquillaje (en el caso de las mujeres).

2.- La puntualidad es importante siempre, ya sea en reuniones de trabajo o de tipo social. Hay que ser previsor y salir con tiempo para evitar problemas de tráfico y estacionamiento. Del mismo modo, no ser el último en irse, sobre todo, si al día siguiente hay que ir a trabajar.

3.- Este tipo de eventos suele ser una buena ocasión para entablar nuevas relaciones entre compañeros o afianzar las que ya se tienen. Dejar que esto fluya de manera natural, no forzar conversaciones, procurar cercanía pero tampoco excederse en confianza con la gente de quien no se es tan cercano.

4.- Evitar utilizar el celular durante la cena y no ponerlo sobre la mesa durante los alimentos. Es una falta de respeto darle más importancia a lo que ocurra en las redes sociales, mensajes de texto o a llamadas inesperadas, que a los amigos o colegas reunidos. Evitar compartir fotos o videos sin la autorización de quienes aparecen en ellos; recordar que publicar sin preguntar a los involucrados es una manera de invadir su privacidad.

5.- Una vez que uno se sienta cómodo y se empieza a hablar con los compañeros de trabajo, elegir bien lo temas a tratar. Lo más adecuado es hablar de intereses comunes o de actualidad, de preferencia evitar hablar de problemas de trabajo, quejas o aquello que pueda crear polémica, como política o religión.

6.- En ocasiones, la diversión, confianza, desenfado o la bebida, hacen que se pierda la noción de las consecuencias que tiene expresar comentarios negativos, burlas o críticas respecto a otras personas de la empresa. Ser discreto, evitar este tipo de conversaciones; no decir cosas que se pongan en situaciones comprometedoras, difíciles o de desprestigio, recordar siempre que es el entorno profesional. La integridad siempre debe acompañar y estos son momentos para disfrutar, compartir y agradecer.

7.- Cuidado con la bebida, hay que saber medirse a la hora de la ingesta de alcohol. El autocontrol será un punto a favor. Hay que beber con moderación, primero por cuestiones de salud, y también, mas no menos importante, por cuestiones de relación e imagen.

9.- Es importante saber cuándo marcharse. Estos eventos solo tienen la misión de reunirse alrededor de la comida para poder afianzar los lazos entre compañeros de la empresa. Si se quiere seguir la fiesta, hay que organizarse entre compañeros cercanos y hacerlo en otro sitio.

10.- Ser agradecido respecto al evento. Tal vez no sea lo que se esperaba, o quizá superar las expectativas, pero siempre un “gracias” al despedirse hará quedar como alguien educado ante los anfitriones y organizadores.

Países que nos están viendo