Sociales

¡Bodas de oro de la Hacienda de los Morales!

El famoso recinto de Polanco cumple 50 años

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán para la revista Protocolo Copyright©

Fernando del Moral, director general de la Hacienda de los Morales. Revista Protocolo Copyright©
Fernando del Moral, director general de la Hacienda de los Morales. Revista Protocolo Copyright©

En 1967, probablemente, Jorge y Teresa Orvañanos fueron de esos jóvenes universitarios que nunca salieron a las calles de la Ciudad de México (CDMX) a protestar por sus derechos.

Fue precisamente el tiempo cuando el entonces Distrito Federal entraba al periodo de la modernidad urbana, y entre ello, la naciente colonia Polanco veía crecer entre sus cimientos distintas residencias, edificios a los que solo gente poderosa tendría la opción de poseer; pero entre tantas edificaciones, sobresalía una que se volvía en el punto de reunión de amigos y familiares para comer, tomar un café, beber una copa, tertuliar con una botana; así, la Hacienda de los Morales, iniciaba sus operaciones como restaurante y lugar para hacer eventos sociales, sin perder su esencia de siglos atrás, cuando sus tierras eran sembradíos para la cosecha de morera, que a su vez, servía para la crianza de gusanos de seda.

Si bien, era el inicio de las distintas manifestaciones estudiantiles que paralizaron a un país completo, cuyas consecuencias fueron desastrosas en los años posteriores, Jorge y Teresa tenían un asunto más importante que tratar: su boda.

Cincuenta años después, en el magno festejo por el también cincuentenario de la Hacienda de los Morales, Teresa vistió un hermoso vestido de color blanco, a manera de recordar el momento en que empezó a compartir su vida con Jorge en la iglesia de la Sagrada Familia, pero sobre todo la pachanga, a la que, recuerda, acudieron 600 invitados en el salón principal: “no estaba tan grande como ahora, este lugar se ha agrandado”, dijo, sin soltar en ningún instante el brazo de su compañero de vida.

Y entrelazados de los brazos, entraron por la puerta principal del salón “La Troje”, solo que, a diferencia del momento de su unión conyugal, no hubo baile ni el menú de aquel entonces, es más, probablemente, ninguno del resto de los invitados había nacido y si ya estaban, ni habrían pasado o tenían conocimiento de la existencia de la Hacienda de los Morales como hasta ahora.

Fernando del Moral, director general de la Hacienda de los Morales, hizo la mención especial de la presencia de la feliz pareja, la primera en realizar el festejo de su boda allí; y aunque entre los más de 500 invitados entre los que se encontraban empresarios, directivos, presidentes de cámaras comerciales, socialités, influencers, millennials, representantes de medios de comunicación y hasta José Antonio Meade Kuribreña, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ninguno tuvo la recepción y el reconocimiento tan cálido y ameno como el que se les brindó a los Orvañanos.

Así festejó el consorcio restaurantero y de eventos sus 50 años de actividades, que como lo dijo Del Moral, era compartir con amigos y socios 50 años celebrando momentos memorables que van desde una comida, hasta una conferencia de prensa, presentación de productos, anuncios importantes, sin dejar de mencionar las fiestas como en su momento, la boda de los Orvañanos.

A 50 años de aquel entonces…

 

Comentar

Comente

Países que nos están viendo