Archivo de la etiqueta: Cine

Rusia condecora a Alejandro Ramírez, director de Cinépolis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Otorga gobierno de la Federación de Rusia, por medio de su embajada en México, la insignia de la Orden de la Amistad al director general de Cinépolis

Texto y fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán

Alejandro Ramírez Magaña recibió la Orden de la Amistad, de parte de Eduard Malayan, embajador de la Federación de Rusia

Alejandro Ramírez Magaña recibió la Orden de la Amistad, de parte de Eduard Malayan, embajador de la Federación de Rusia

Siendo uno de los principales promotores del cine tanto nacional como internacional, nunca antes Alejandro Ramírez Magaña imaginó ser el protagonista de una historia, su propia historia… de película.

Sin ficción alguna, ni libreto, ni los necesarios equipos de producción, el director general de la cadena de cines Cinépolis, dando vida a sí mismo, recibió la Condecoración de la Amistad, máxima condecoración que el gobierno de la Federación de Rusia, por conducto de las sedes diplomáticas en distintos países, le otorga a algún extranjero, cuyo mérito sea el que gracias a su trabajo y acciones, mejore las relaciones bilaterales de su país de origen con Rusia.

Teniendo como “set” la propia embajada rusa en la Ciudad de México, llegaron varias personalidades, que aunque parecieran “extras”, eran familiares y amigos del galardonado quienes aplaudieron y felicitaron al laureado.

Si bien el embajador anfitrión y coprotagonista de esta historia, Eduard Malayan, señaló que los méritos de reconocer al empresario, es su cooperación al desarrollo de negocios con la Federación de Rusia, el galardonado hizo mención que su relación con la comunidad rusa, principalmente con los sectores cultural, empresarial y político, se debe a su participación en foros multinacionales, como el G-20 de 2013 en San Petersburgo, Rusia; además de organizar anual y exitosamente en la empresa que dirige, la Semana de Cine Ruso en México; así como exhibir largometrajes rusos contemporáneos en el Festival de Cine de Morelia, evento que preside.

Aunque seguramente este éxito no tenga ninguna secuela, Alejandro Ramírez Magaña ya ganó un premio de carácter internacional, del que, probablemente, en algún momento, alguien se inspire para realizar un guion de aquel joven empresario mexicano que logró, gracias a su trabajo, unir a Rusia y México.

Revista Protocolo

Honran en Cineteca Nacional al cineasta mexicano Servando González

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Proyectan película Yanco, obra con la que el director de cine Servando González fue reconocido internacionalmente

Texto y fotos: Luis Felipe Hernández Beltrán

Las sillas que utilizó Servando González para dirigir, fueron parte del homenaje póstumo que, recientemente, le realizó la Cineteca Nacional

Las sillas que utilizó Servando González para dirigir, fueron parte del homenaje póstumo que, recientemente, le realizó la Cineteca Nacional

En 1961, el sonido de un violín paralizó al pueblo de Xochimilco, los habitantes no daban crédito sobre el ruido que todas las noches encantaría a la población, creyendo para algunos, se trataba de un fantasma o alguna señal divina.

La historia de ese violín, traspasó las fronteras del mundo, consagrando así, a quien creó toda una ópera prima en la que se mostraba la vida de las comunidades indígenas y los paisajes xochimilcas de la Ciudad de México de aquel entonces.

Yanco (México, 1961), fue una de las tantas obras maestras de Servando González (Ciudad de México, 1923 – ídem, 2008), quien creó un estilo cinematográfico para dirigir, aprovechando las condiciones climatológicas y todo lo que tenía a su alrededor, de modo de evitar lo más posible, la utilización de los efectos especiales en la postproducción.

Recientemente, el violín Yanco se volvió a escuchar en la Cineteca Nacional, encantando a las nuevas generaciones, así como a familiares, amigos y quienes tuvieron la oportunidad de trabajar al lado del primer cineasta en dirigir en Hollywood; un homenaje póstumo al ícono de la dirección cinematográfica, al ganador de premios como la mejor película en los festivales de cine de Mar de Plata y el Católico de Valladolid, del Águila de Oro en el Instituto Colombiano de Cultura Hispánica y el Premio Ariel.

Aparte del Yanco, otros clásicos del cine mexicano como Viento Negro (México, 1965), Los de abajo (México, 1978), Las grandes aguas (1978) y otras más, forman la currícula de Servando González. El cine estadounidense lo recuerda con El asesino de tontos (Hollywood, 1963) en conjunto con el también reconocido Anthony Perkins.

Al final, la gran sorpresa: una entrevista inédita, nunca antes vista, en la que Servando rememora algunos pasajes de grabación de sus principales obras.

Una vez terminado, los asistentes volvieron a casa, atrapados de nuevo por el sonido del violín Yanco… tal como lo describe Servando como parte de la filosofía con la que describía el cine: “todos sabemos que la literatura es palabra escrita; el teatro es palabra hablada; el cine es imagen, aire, luz, movimiento, color, por lo tanto, cuando un director se planta tras una cámara, su función será dar vida a esa imagen con sensibilidad, con cadencia, con ritmo, porque el cine es vida y la vida es el más grande objetivo del ser”.

Revista Protocolo

Rescate del cine Villa Olímpica

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

A partir del 31 de agosto ofrecerá importantes ciclos del cine nacional e internacional

rescate-victoriaEl cine Villa Olímpica vuelve a la vida cultural de la Ciudad de México (CDMX). A partir del 31 de agosto será nuevamente el espacio cinematográfico del conjunto habitacional que lleva su nombre. Se calcula que impactará alrededor de 100 mil personas de esa zona. La ubicación es Av. Insurgentes Sur 3493, dentro de la Villa Olímpica, en la delegación Tlalpan, casi esquina con el Periférico. Se puede llegar en metrobús, en auto o hasta en bicicleta.

Con la recuperación de este cine la delegación Tlalpan promueve un espacio dedicado a la promoción, proyección, discusión y disfrute del cine nacional y universal. Ofrecerá ciclos temáticos, retrospectivas de directores nacionales y la cinematografía internacional, ciclos de cine de culto, conferencias con realizadores y equipo técnico; promotores y directores de cine (realización, análisis, apreciación), cine musicalizado en vivo con bandas e intérpretes de distintos géneros, maratones temáticos de noche a mañana, réplicas de selecciones de diversos festivales.

Recuperado a iniciativa de la delegación, el cine Villa Olímpica tendrá alianzas con festivales de cine nacionales e internacionales, instituciones culturales, festivales y organizaciones independientes y escuelas de cine. Las instalaciones invitan a promover talleres de realización y apreciación cinematográfica impartidos por realizadores y especialistas, conferencias, charlas especializadas en donde la cinematografía y sus alcances pueda ser apreciada y discutida; exposiciones en diversos espacios, talleres de documental.

Acondicionado con 463 butacas, el cine Villa Olímpica tiene espacios reservados para carriolas y sillas de ruedas. Se perfila como un cine incluyente, alterno y comprometido con sus visitantes y los distintos públicos. La Dirección General de Cultura de Tlalpan recupera este espacio y, en coordinación con el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), programa la reinauguración con la película La delgada línea amarilla, dirigida por Celso R. García (producción de Corazón Films y Fidecine, 2016). Con un elenco encabezado por Damián Alcázar, Joaquín Cosío, Silverio Palacios, Gustavo Sánchez Parra y Américo Hollander. Esta celebración de reapertura será el 31 de agosto a las 19:00 horas.

Construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1968 celebrados en el entonces Distrito Federal, el cine Villa Olímpica ha sido rehabilitado para abrir nuevamente sus puertas y convertirse en un centro cultural.

Revista Protocolo

Cortometraje cuenta la historia de un paciente con síndrome de Asperger

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

El cortometraje Mis ventanas amarillas busca recaudar fondos a través de Fondeadora para su culminación y presentación oficial

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán
Fotografías: Luis Felipe Hernández Beltrán y cortesía de Black Circle Productions

Mis ventanas amarillas es el nombre del nuevo cortometraje de Black Circle Productions

Mis ventanas amarillas es el nombre del nuevo cortometraje de Black Circle Productions

Tentativamente, será el mes de septiembre cuando se abran unas curiosas ventanas amarillas y quienes estén dispuestos a asomarse a ellas, sepan que detrás de estas podrán explorar y conocer la vida de Mateo y con él, un mundo desconocido para la mayoría de la sociedad mexicana.

Mateo es un joven que padece de síndrome de Asperger, lo que lo lleva a ser antisocial y a tenerle un odio indescriptible al color amarillo; sin embargo, lo mueve una pasión por el diseño y construcción de ventanas y para dedicarse a ello, lo lleva a estudiar la carrera de arquitectura.

Mateo es un personaje creado por las jóvenes estudiantes de la carrera de cine en la Universidad Iberoamericana, María Fernanda Jaramillo y Andrea Zapiáin, quienes la cercanía que han tenido con gente con este padecimiento, las ha llevado a escribir, con ayuda de una psicóloga, este guion cinematográfico, en el que también se promueven valores como el deseo de superación, la autoaceptación y la concientización a las otras personas.

Pero para el proceso de producción, las cineastas se enfrentan a un “síndrome” muy común en el medio artístico, especialmente en el cinematográfico: la falta de recursos para llevarlo a cabo. Por eso, abren la “ventana amarilla” a la plataforma de donativos “Fondeadora”, esperando que quienes se asomen a ella, apoyen económicamente para reunir, mínimo, 15 mil pesos, pues con ello, se realizarán pagos a los actores y equipo de producción, más recursos básicos, todo esto para hacer una producción de calidad.

La meta es juntar esta cantidad durante el mes de agosto, a la par que hacen castings en busca de los otros actores que interpretarán a los personajes que convivirán con Mateo, para dedicar todo el mes de septiembre a la producción y tener el trabajo final para presentarlo en festivales de cine como Morelia, Guanajuato, Guadalajara, Riviera Maya, San Cristóbal de las Casas, etcétera, y de ser posible, internacionalmente y en concursos nacionales e internacionales.

Sin duda, se espera que este proyecto sea una garantía como todo lo que Black Circle Productions, nombre de la productora que tienen en común, ha realizado, como el documental sobre la técnica artística rakú, que se realizó para el Festival de Animación Experimental Locomoción en 2015; o el cortometraje Somos X, cuya premier se llevó a cabo en ese mismo año en el Museo Soumaya.

Basta con teclear la red social Facebook: “Mis ventanas amarillas” para hacer alguna aportación económica, checar fechas y horarios de casting y conocer más el proceso de producción de este proyecto cinematográfico.

Revista Protocolo

GIFF, ¡luces, cámara, acción!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Del 22 al 31 de julio, diversos eventos en torno al séptimo arte se podrán disfrutar en las ciudades de San Miguel Allende y Guanajuato capital

Texto y fotos: Luis Felipe Hernández Beltrán

Jorge Sánchez Sosa, director de Imcine; Ricardo Villarreal, presidente municipal de San Miguel de Allende, Guanajuato; Akira Yamada, embajador de Japón; Sarah Hoch, fundadora y directora ejecutiva del GIFF; Fernando Olivera Rocha, secretario de Turismo de Guanajuato; la actriz Evangelina Elizondo y Masaru Susaki, presidente de la Fundación Japón-México

Jorge Sánchez Sosa, director de Imcine; Ricardo Villarreal, presidente municipal de San Miguel de Allende, Guanajuato; Akira Yamada, embajador de Japón; Sarah Hoch, fundadora y directora ejecutiva del GIFF; Fernando Olivera Rocha, secretario de Turismo de Guanajuato; la actriz Evangelina Elizondo y Masaru Susaki, presidente de la Fundación Japón-México

No será casualidad que del 22 al 31 de julio, el cielo de cualquier parte del mundo se haya quedado sin estrellas; lo que sí va a sorprender, es que el cielo guanajuatense lucirá más estrellado que nunca.

Las más importantes celebridades, entre actores, productores y realizadores, de la industria cinematográfica de México y Japón, país invitado, se darán cita del 22 al 26 de julio en San Miguel de Allende, y del 27 al 31 de julio en la capital, Guanajuato, para la realización del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés).

Este festival, reconocerá las trayectorias de los actores mexicanos Evangelina Elizondo, Patricia Reyes Spínola, Damián Bichir y Dolores Heredia, así como de la japonesa Kaori Momoi; por su parte, los cineastas nipones Masato Harada y Naomi Kawase también recibirán homenajes por su trayectoria; y se escucharán las ponencias de los fotógrafos Yasuaki Yamashita, de Japón, y Stephan Goldblatt, de Sudáfrica.

Entre otros atractivos en el GIFF se realizarán premieres cinematográficas exclusivas, la proyección de 310 propuestas cinematográficas de diversos géneros y clasificaciones, entre largometrajes, cortometrajes, documentales y cine animado; por primera vez en cuanto a festivales de cine internacionales se refiere, habrá una sala de realidad virtual, y también el Project Glamour, en el que diseñadores de moda presentarán en exclusiva sus diseños, algunos serán lucidos por las celebridades asistentes.

La información del GIFF fue dada a conocer, recientemente, en el auditorio de la Biblioteca José Vasconcelos de la Ciudad de México, en el que estuvieron presentes directivos del GIFF, del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), funcionarios del gobierno del estado de Guanajuato, Akira Yamada, embajador de Japón, y la actriz Evangelina Elizondo, quien se mostró emocionada por la distinción que el festival le realizará en esta edición.

Para mayor información, teclear la dirección electrónica: www.gif.mx

Revista Protocolo