Archivo de la etiqueta: INAH

México e Italia refuerzan colaboración del patrimonio cultural

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Mandos de la Policía Federal y el Arma de Carabineros de Italia sostuvieron una reunión de trabajo con autoridades del INAH y el INBAL

Mandos de la Policía Federal y el Arma de Carabineros de Italia sostuvieron una reunión de trabajo con autoridades del INAH y el INBAL

Mandos de la Policía Federal y el Arma de Carabineros de Italia sostuvieron una reunión de trabajo con autoridades del INAH y el INBAL

México e Italia fortalecieron recientemente las acciones binacionales en materia de protección y tutela del patrimonio cultural.

Derivado de un acuerdo de colaboración entre la División de Gendarmería de la Policía Federal (PF) mexicana y el Arma de Carabineros de Italia, titulares de ambas instancias sostuvieron una reunión de trabajo en la que, junto con autoridades de los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y Bellas Artes y Literatura (INBAL), intercambiaron experiencias.

Con sede en el Museo Nacional de Antropología (MNA), la reunión discurrió acerca del marco legal que tanto en México como en Italia, protege a los bienes culturales de tipo histórico, arqueológico, paleontológico y artístico.

Se puntualizó que gracias a normativas mexicanas, como la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, de 1972, y a convenios signados ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), entre otras oficinas de orden global, se mantiene un diálogo positivo en temas como la identificación, custodia y restitución recíproca de bienes culturales extraídos ilegalmente de una u otra nación.

En este sentido, se hizo mención de casos específicos como la devolución por parte del gobierno italiano, de 12 piezas arqueológicas que en octubre de 2016 fueron recuperadas por el Arma de Carabineros, y entregadas al INAH en diciembre pasado.

Aunado a ello, los dirigentes de la División de Gendarmería y de la comitiva de expertos italianos comentaron que otro objetivo del acuerdo de colaboración, es el diseño y la implementación de programas en los que carabineros de aquel país puedan recibir capacitación por parte de especialistas del INAH y el INBAL (arqueólogos, historiadores e historiadores del arte, paleontólogos y expertos en registro de patrimonio, entre otros), para mejorar su desempeño cotidiano; dichos instrumentos tendrían igualmente una réplica en territorio italiano.

Revista Protocolo

Investigan restos del pecio Cañón de cañones

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Materiales del pecio Cañón de cañones sugieren que pertenecieron a fragata de guerra británica naufragada en la Sonda de Campeche en 1801

Analizan vestigios de posible nave de guerra británica encallada en CampecheEspecialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) investigan armamentos, contenedores cerámicos y pertrechos navales, entre otros materiales del pecio Cañón de cañones, para definir si se trata de los vestigios del accidente naval de la HMS Meleager, fragata de guerra británica naufragada en la Sonda de Campeche, en junio de 1801, durante la guerra anglo-española.

Situado en la zona del Triángulo —complejo de cayos, arrecifes y bajos arenosos en el borde de la plataforma de la Sonda de Campeche, a 200 kilómetros al oeste de la península de Yucatán—, el navío fue descubierto en 1997 por investigadores de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del INAH.

Durante la conferencia dictada por el arqueólogo Josué T. Guzmán Torres, en el Cuarto Coloquio de Arqueología Histórica, con sede en el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, se explicó que el sitio Cañón de cañones, donde se hallan los restos del pecio y que da nombre al mismo, se denomina así por la notable cantidad de piezas de artillería que se han encontrado.

En la ponencia El pecio Cañón de cañones. Consideraciones sobre un accidente naval británico de fines del siglo XVIII en el Golfo de México, expuso que en la zona más profunda del área en cuestión se localizaron seis piezas de artillería naval británica, barras de hierro, cerámica y trozos de vidrio, que conforman, junto con otros objetos, una unidad de cultura material.

“De acuerdo con las características de los materiales y el contexto del naufragio, así como la consulta de documentos históricos, se encontró que la HSM Meleager (fragata británica construida en 1785, armada con 32 cañones, que en junio de 1801, mientras recorría la Sonda de Campeche se perdió en el Triángulo y encalló cerca del cayo occidental) podría ser el pecio de Cañón de cañones.”

El investigador de la SAS del INAH relató que en el Golfo de México, la ruta principal de toda la navegación del Atlántico hacia Veracruz pasaba por la Sonda de Campeche, justo al norte del Triángulo que era marcador vital en el itinerario de cabotaje hacia el puerto, ante la falta de una medición exacta en la navegación de esa época.

El arqueólogo mencionó que en 1998, un cañón largo del pecio fue desconcrecionado y aunque no se pudieron hallar las marcas del fundidor o símbolos del monarca reinante que ordenó su elaboración, gracias a su diseño morfológico se determinó que pertenecía al patrón de fundición británico Armstrong-Frederick, establecido como estándar para el ejército y la marina de Gran Bretaña, en 1760.

Los materiales que forman parte del pecio indican un origen británico, de finales del siglo XVIII y principios del XIX, relativos a momentos de las guerras anglo-españolas de 1796-1802 y 1804-1808. Su patrón de deposición y distribución a bordo dan una idea de la formación del yacimiento Cañón de cañones, con lo que se asume la tesis del naufragio, que implicó la pérdida total del barco.

“Que se encontrara una nave británica ahí, en el Golfo de México, era un acto de guerra que contribuía a bloquear la ruta que utilizaban los españoles para llegar a Veracruz, y asfixiar el comercio y la comunicación entre la metrópoli y la Nueva España. Datos históricos revelan una notoria crisis en la navegación española hacia el puerto en esos años”, mencionó Guzmán Torres.

Lamentablemente, aseveró Guzmán, para la investigación del proceso de naufragio no se logró tener acceso a los documentos de la corte marcial formada a la tripulación de la Meleager, conservados en The National Archives, en Kew, suburbio de Londres, que deben contener detalladamente la relación del naufragio y las acciones empleadas durante el accidente naval.

Actualmente, en el Laboratorio del Instituto de Física de la UNAM, se analizan elementos metálicos del pecio para determinar su composición y firma química, datos útiles para precisar el origen geográfico de los artefactos.

Revista Protocolo

Designan a la historiadora Adriana Konzevik responsable de Difusión del INAH

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

A lo largo de cinco lustros ha tenido a su cargo la edición de diversas obras académicas y de arte

Adriana Konzevik, la nueva coordinadora de Difusión del INAHLa historiadora y editora Adriana Konzevik fue designada recientemente como nueva coordinadora nacional de Difusión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Adriana, quien cuenta con una trayectoria de 25 años en el ámbito editorial, fue designada por Diego Prieto Hernández, director del INAH.

Konzevik es historiadora por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y ha cursado el máster en periodismo y comunicación digital del Instituto Universitario de Posgrado, en España, así como el diplomado en producción editorial, en la Escuela de Diseño del INBA.

A lo largo de cinco lustros de vida profesional como historiadora y editora ha ocupado diversos puestos en la administración pública, particularmente en los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y de Bellas Artes (INBA), así como en la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Cultura del Distrito Federal. Hasta febrero pasado ocupaba la gerencia de Producción en el Fondo de Cultura Económica (FCE).

En el INAH se desempeñó como coordinadora de asesores de la Dirección General (2001-2002), titular de la Coordinación Nacional de Difusión (1996-2000) y directora de Publicaciones (1995).

Es autora de publicaciones como El Himno Nacional; Luces sobre México, catálogo selectivo de la Fototeca Nacional del INAH; Arte y ciencia. El patrimonio desconocido de la UNAM y El Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, entre otras. Además de ser fundadora de la revista Alquimia, órgano de difusión del Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo).

Como especialista en el diseño, redacción y coordinación de proyectos educativos, sociales y culturales, Adriana Konzevik ha tenido a su cargo la edición de diversas obras académicas y de arte, entre ellas: México y su patrimonio (INAH/CVS/JGH Editores); la colección Fototeca (Ediciones ERA/INAH), y la serie infantil ilustrada Guía de exploradores, sobre artistas, museos y zonas arqueológicas (Conaculta/Miguel Ángel Porrúa/México Interactivo).

Asimismo, coordinó la edición de los catálogos de arte: Frida Kahlo, homenaje nacional, 1907–2007 (INBA/RM); Museo Nacional de Antropología (Turner/INAH); Museo Nacional de Antropología. Libro guía (Lunwerg/INAH); China Imperial. Las dinastías de X´ian (Gobierno de la República Popular China/Conaculta); Obras Maestras de la National Gallery of Art (National Gallery of Art/INAH); Magna Grecia y Sicilia (INAH/Ministerio de Bienes Ambientales y Culturales de la República Italiana); Los etruscos, el misterio revelado (Fomento Cultural Banamex /Américo Arte Editores) e I Maya (Rizzoli/INAH).

En el ámbito museográfico, Konzevik ha realizado guiones para exposiciones permanentes para el Ex Convento de Santa Ana, el Museo Histórico en Tzintzuntzán, en Michoacán, y la Casa Natal de Morelos, en Morelia, así como para diversas muestras temporales.

Adriana Konzevik también ha formado parte de varios comités de publicaciones del INI, el INAH y el Consejo de Promoción Turística de México, y ha sido delegada de México en dos comités de la UNESCO: para la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales y de Patrimonio Mundial.

Revista Protocolo

Redescubren imágenes de los murales del Cuarto 3 de Bonampak

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

A 70 años de que Giles Healey y Chan Bor descubrieran esa habitación, restauradores del INAH Chiapas han recuperado integralmente las escenas

Tras la conservación de su bóveda y tres muros, este equipo trabajó los últimos meses de 2016 en la recuperación del muro central. Foto: Cortesía Haydeé Orea / INAH

Tras la conservación de su bóveda y tres muros, este equipo trabajó los últimos meses de 2016 en la recuperación del muro central. Foto: Cortesía Haydeé Orea / INAH

El rastro de un venado condujo por accidente al explorador Giles Greville Healey y a su guía, el lacandón Chan Bor, a dar con lo que Salvador Toscano llamó sin reparo “la Capilla Sixtina de América”: los murales del Templo de las Pinturas de Bonampak. Las escenas que salieron de las tinieblas 70 años atrás a la luz de la antorcha de Healey y Bor, ahora son recuperadas y redescubiertas por restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Por secuencia arquitectónica, las formas y los colores que colman los muros y la bóveda del Cuarto 3 —la primera habitación en la que se adentraron en 1946 el aventurero estadounidense y Chan Bor—, solían ser los últimos en recibir tratamientos de conservación por parte de los especialistas.

Esto cambió en 2009 con un planteamiento de Haydeé Orea, directora del proyecto de conservación de los murales y coordinadora de la Sección de Conservación del Centro INAH Chiapas, quien propuso comenzar la intervención en sentido inverso, del Cuarto 3 hacia el 1.

Tras la conservación de su bóveda y tres muros, realizada tiempo atrás, en los últimos meses de 2016 restauradores del Centro INAH Chiapas —con apoyo de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, de la institución— regresaron al pequeño sitio localizado en la espesura de la Selva Lacandona, en Ocosingo, Chiapas, para avanzar en la conclusión de estos trabajos.

El resultado obtenido en el Cuarto 3 será el paradigma para emprender tareas de limpieza, conservación y reintegración cromática en el otro par de cuartos, los cuales tienen una mayor cantidad de intervenciones. Los tres aposentos albergan alrededor de 250 metros cuadrados de pintura prehispánica maya.

En la estrechez del Cuarto 3, los restauradores Paula García Reyes, Abril Buendía, Jorge Coraza y Constantino Armendáriz deliberaron sobre los contornos de las figuras dispuestas en el muro central y que son el leitmotiv de las demás representaciones, el momento climático de la celebración bélica representada en las paredes: un ritual de autosacrificio.

Al retirar poco a poco el velo blanquecino de sales que cubre la capa pictórica, el cual se retira de forma mecánica con bisturí y espátulas dentales, los restauradores van descubriendo que las escenas retratan un hecho real acaecido hace más de mil 200 años, en el periodo Clásico Tardío, una batalla que encumbró a Chaan Muan II, penúltimo gobernante de Bonampak, contra la ciudad de Sak’ Tz’i’, y que debía trascender al tiempo.

Por ejemplo —comentan—, las escaleras que son la escenografía del citado ritual de autosacrificio, por donde ascienden y descienden los personajes en este acto celebratorio, son ni más ni menos que los peldaños del propio Templo de las Pinturas, también conocido como Estructura I. Como han observado, tienen la misma disposición.

La restauradora Paula García considera que el muro central “es complejo, tanto por la cantidad de personajes distribuidos en la escena, como por el manejo de la perspectiva en la pintura misma. Para no perderse en esta rica iconografía y recuperar las formas, es necesario primero entender bien el dibujo y conocer todos sus elementos”.

Como precisa Paula García, no obstante todo el conocimiento sobre la problemática de la conservación de las pinturas de Bonampak —en buena parte solucionada por la eliminación de filtraciones en la Estructura I—, en “lo que debemos avanzar es hacia el entendimiento de su iconografía, a su rescate desde el punto de la forma, de la imagen, para que se entienda y no resulte tan caótico a la vista del observador. Es un asunto de limpieza y de reintegración”.

Cabe hacer hincapié en que en esta labor ningún trazo ha sido modificado o “inventado”, solo en algunos puntos se utiliza la acuarela, material que es totalmente reversible. La aplicación de la técnica conocida como rigattino (a base de finas rayas) permite distinguir la intervención con respecto a la pintura original.

Así, a 70 años de su descubrimiento, los trabajos de conservación en las escenas del Cuarto 3 del Templo de las Pinturas de Bonampak, son una reiteración de las palabras dichas por Salvador Toscano: “Bonampak viene a probar que los mayas eran, antes que nada, estupendos artesanos y pintores, y que Bonampak era una isla insospechada e insuperable, por la libertad y la excelencia de su composición: la Capilla Sixtina de América”.

Revista Protocolo

Comienza restauración de mamut descubierto en Galeana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

El público tendrá acceso al espacio donde se efectuarán los trabajos de limpieza y consolidación del cráneo y sus dos defensas de metro y medio

El mamut de Galeana aporta datos sobre un nuevo sitio al norte de México. Foto: Mauricio Marat INAH

El mamut de Galeana aporta datos sobre un nuevo sitio al norte de México. Foto: Mauricio Marat INAH

En el interior del Museo Regional de Nuevo León “El Obispado” está listo el laboratorio de paleontología donde será limpiado y restaurado el mamut descubierto en 2016 por pobladores de la comunidad de San Rafael, en el municipio de Galeana, y trasladado a Monterrey para su conservación.

Además, el público podrá presenciar el proceso para recuperar el cráneo completo del fósil.

El laboratorio abre a los visitantes en el marco del Día del Patrimonio de Nuevo León que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) celebrará en el Museo de El Obispado, con el proyecto de divulgación “Salva tu patrimonio”, dirigido al público infantil. La finalidad es crear conciencia e invitar a los menores a ser “guardianes” de los tesoros culturales.

Gina Ulloa, directora del recinto, explica que el proyecto de divulgación enriquece la visita al laboratorio de restauración con una serie de actividades didácticas: primero se llevará a cabo el recorrido por la primera exposición dedicada al público infantil que monta el museo. La muestra “Salva tu patrimonio” aborda las disciplinas sustantivas desarrolladas por el INAH, explica el trabajo de los especialistas y los servicios que ofrece la dependencia federal encargada de investigar, conservar y difundir el patrimonio cultural de México.

El montaje se integra de piezas históricas, arqueológicas, fósiles y documentos, acompañadas de cedularios didácticos en cada vitrina que detallan una labor: la del arqueólogo, historiador, paleontólogo, antropólogo, restaurador o museógrafo, y explican cómo estudian el pasado a través de los objetos.

Desde el 12 de marzo y hasta el 31 de agosto, el público tendrá la oportunidad de presenciar dicho proceso, así como la limpieza, que consiste en retirar todo el sedimento que cubre el hueso hasta que recobra la forma anatómica correcta, y luego el tratamiento de conservación con el que se regresa la solidez de la materia ósea, evitando que se desintegre.

El laboratorio estará abierto a todo público los días martes, jueves y viernes, de 11:00 a 16:00 horas, y todos los domingos, de 11:00 a 15:00 horas. Recibirá tanto a los grupos de niños inscritos al programa “Salva tu patrimonio” como al público en general. Las visitas se coordinan en el área de Servicios Educativos del museo.

El mamut de Galeana es el más completo descubierto hasta la fecha en Nuevo León, dado que sus dos defensas han permanecido unidas al cráneo, dice Iván Alarcón, el paleontólogo del INAH que apoyó en la excavación para recuperar los restos del animal.

Mayores informes en el teléfono 01818 3460404 del Departamento de Comunicación Educativa.

Revista Protocolo