Crean dispositivo de emergencia que detiene daño por infarto cerebral


Publicada el
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this page

Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte en el mundo, por lo que investigadores mexicanos desarrollaron un dispositivo médico, que detiene el daño cerebral

Protocolo/Redacción

infarto-cerebralEn México el evento vascular cerebral (EVC), comúnmente conocido como infarto cerebral, representa el motivo más común de discapacidad en adultos. En 2008, la tasa de mortalidad por EVC fue de casi 29 fallecidos por esta causa por cada 100 mil habitantes, según la Revista Mexicana de Neurociencias.

Debido a que se trata de un evento en el que se pueden evitar daños permanentes durante las primeras tres horas después de ocurrido, en el Centro de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (CI3M) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) vieron un área de oportunidad en investigación y desarrollo y diseñaron un dispositivo médico que envía pulsos magnéticos a través de antenas colocadas en los canales auditivos del paciente.

“El dispositivo se coloca en la cabeza del paciente y logra estimular el nervio facial que es también el que regula la vaso concepción de las arterias cerebrales, de tal suerte que cuando se estimula repetidamente de forma no invasiva con pulsos electromagnéticos, nosotros podemos hacer que se excite este nervio y causa que se ‘relajen’ todas las arterias cerebrales logrando un efecto de vasodilatación.

“Hemos demostrado experimentalmente que esto puede ser útil para un tratamiento de emergencia de pacientes que están sufriendo un accidente cerebrovascular”, explicó al respecto el director del CI3M, Emilio Sacristán Rock.

“En los experimentos que hicimos en animales hemos visto que podemos reducir el daño cerebral del 21 por ciento a solo 3 por ciento. Por lo que hemos comprobado que se puede salvar una gran parte del cerebro si se estimula por medios electromagnéticos. La idea es que esto sea un tratamiento de emergencia y desde el año pasado ya empezamos con la experimentación en humanos. Lo hemos probado en el Instituto Nacional de Neurología (INN), en un tipo de infarto que se llama vaso espasmo en donde las arterias se cierran y se reduce el flujo de sangre al cerebro.”

Al respecto de los resultados, el investigador destacó: “han sido espectaculares, a los pacientes que hemos tratado han respondido muy bien a la estimulación y el dispositivo ya tiene el permiso para usarse en EEUU. Además no ha habido efectos secundarios duraderos, como dolor o molestia alguna”.

Finalmente, el experto señaló: “Estamos desarrollando la siguiente versión para que pueda ser utilizado en el área de urgencias de un hospital y en las ambulancias para pacientes que estén experimentando los síntomas de un infarto cerebral y se les trate rápidamente con una estimulación de aproximadamente dos minutos que va estimular significativamente el flujo sanguíneo y como las arterias están interconectadas, aunque haya un coagulo o algún tapón, al haber más flujo sanguíneo se puede salvar una gran parte del cerebro.”

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>