Tecnología

Huevo duro… y nutritivo alimento para los mexicanos

Se agregan aditivos naturales a la dieta de las gallinas ponedoras para mejorar la calidad de la proteína contenida en la clara e incrementar la cantidad de antioxidantes de la yema

Revista Protocolo

México se constituye en el mayor consumidor de huevo en el mundo, al registrar un consumo de 22.9 kilos anuales per cápita, de acuerdo con la industria avicultora, motivo por el cual investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon aditivos a partir de ingredientes naturales, que incorporan a la dieta de las gallinas ponedoras para enriquecer las propiedades fisicoquímicas y nutricionales de este producto.

Con este proyecto puesto en marcha, se mejora la calidad de la proteína contenida en la clara e incrementa la cantidad de antioxidantes presentes en la yema de este alimento.

Erik Ocaranza Sánchez, titular del proyecto de investigación que se realiza en el Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) Tlaxcala, explicó que este desarrollo científico tiene como finalidad contribuir a mejorar la nutrición de los mexicanos.

La adición de carotenoides y de ácidos poliinsaturados omega 3, elevan el contenido de antioxidantes, los cuales dan una tonalidad intensa a la yema y pueden promover un efecto benéfico en el perfil de lípidos del consumidor.

El investigador señaló que la alimentación de las gallinas depende de la empresa que cría a las aves, porque cada compañía cuenta con su propia formulación y esta es calculada de acuerdo con la especie y etapa de postura en que se encuentren.

El científico refirió que esta empresa proporcionó un conjunto de aves de postura, así como el alimento formulado por ellos, para incorporarle el aditivo. “Después de que las aves consumieron el alimento adicionado con el aditivo, los especialistas de la empresa aplicaron técnicas específicas a los huevos producidos, para determinar la capacidad espumante de la clara, como sinónimo de calidad industrial. También analizaron las propiedades físicas de la yema, cuya calidad se relaciona con la tonalidad del huevo líquido, comercializado como producto gourmet”, afirmó.

El grupo de investigación del CIBA Tlaxcala evaluó la adición de complementos en el alimento para aves y obtuvo beneficios en el huevo en cascarón, y directamente en ovoproductos líquidos. Comprobaron que incorporar directamente el aditivo al alimento de las gallinas aporta beneficios comerciales al huevo.

Países que nos están viendo