Tecnología

Imágenes inéditas de un hoyo negro pasan a la historia

El Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM), ALMA y otros telescopios realizan observaciones que cambiarán el paradigma del colosal agujero negro ubicado en el corazón de la galaxia distante Messier 87

Revista Protocolo

Sí, el cielo también tiene un agujero negro… ¡y no es albur!

Lo que parecía un mito de añejas historias de misterio, por fin fue revelado y comprobado.

El Telescopio del Horizonte de Eventos (EHT, por sus siglas en inglés), un arreglo a escala mundial de ocho radiotelescopios forjado a través de la colaboración internacional, fue diseñado para obtener imágenes de un agujero negro.

Ayer, miércoles 10 de abril, investigadores revelaron que han tenido éxito develando la primera evidencia visual directa de un agujero negro supermasivo y su sombra.

Este descubrimiento fue anunciado en una serie de seis artículos publicados en un número especial de la prestigiosa revista The Astrophysical Journal Letters.

La imagen revela el agujero negro ubicado en el centro de Messier 87, una galaxia masiva localizada en el cercano cúmulo de galaxias de Virgo. Este agujero negro se encuentra a 55 millones de años luz de la Tierra y su masa equivale a 6.5 mil millones de veces la masa del Sol.

“Estamos dando a la humanidad la primera visión de un agujero negro, una puerta de un solo sentido fuera de nuestro Universo”, dijo el director del proyecto EHT, Sheperd S. Doeleman, del Center for Astrophysics/Harvard & Smithsonian. “Este es un hito en la astronomía, una hazaña científica sin precedentes lograda por un equipo de más de 200 investigadores.”

Los agujeros negros son objetos cósmicos extremadamente compactos que contienen cantidades increíbles de masa en una región minúscula. Estos objetos afectan de maneras extremas su entorno, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material a su alrededor.

Diversos métodos de calibración y análisis de imágenes han revelado una estructura en forma de anillo con una región central oscura —la sombra del agujero negro— que persistió en observaciones, del EHT, múltiples e independientes.

“El Gran Telescopio Milimétrico, construido en el volcán Sierra Negra en México, es uno de los telescopios que se integró más recientemente al experimento EHT. Su ubicación geográfica en la región central de la red de telescopios y el tamaño de su antena le permitieron contribuir de manera importante en la calidad de la imagen del agujero negro de M87, así como a los primeros resultados”, mencionó por su parte David Hughes, director e investigador principal del GTM.

Laurent Loinard, del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, mencionó que la obtención de la imagen del agujero negro en el centro de M87 con el EHT marca un punto de inflexión para la astronomía y la física fundamental y abre una nueva era en la que se podrán estudiar agujeros negros a escalas de su horizonte de eventos. Esta imagen representa un enorme logro, resultado de años de trabajo pero, a la vez, es solo un principio. En los próximos años, se esperan no solamente imágenes de estos objetos exóticos, sino también películas.

Con los estudios que constantemente se harán del hallazgo, se espera saber bien cuál es la función del agujero negro y entre ellos, hacer a un lado el famoso mito de que era el acceso a una teletransportación a otros tiempos ya sea futuros o pasados; o bien, a otros mundos aún no conocidos.

Países que nos están viendo