Viajes

¡Al agua, patos!

Visitar un parque acuático será una de las opciones seguras para las familias al terminar la cuarentena

Revista Protocolo

Ciudad de México, 27 de mayo de 2020.— Gerardo Gallo Casas, presidente de la Asociación Mexicana de Parques Acuáticos y Balnearios (Ampaba), dio a conocer que los más de mil parques acuáticos, balnearios y parques naturales que existen en México están listos para abrir sus instalaciones por ser “una de las opciones más seguras para las familias, una vez terminada la cuarentena debido a que, con estándares de sanidad nacional e internacional, serán instalaciones libres de COVID-19”.

Por lo anterior, hizo un llamado al gobierno federal así como a gobiernos estatales a definir las fechas en que estará listo el banderazo de salida para iniciar operaciones de diversión.

Al anunciar que el aforo se espera paulatino en verano y las reaperturas serán escalonadas según se establezca en cada estado de la República Mexicana, el presidente de la Ampaba declaró que en el sector no se han registrado despidos de personal e incluso, ante la realidad, se amplió la base laboral para cubrir el Plan de Acción Sanitario de la Asociación y establecer nuevas herramientas tecnológicas para los procesos de cobro y distribución de alimentos que garanticen un Círculo Virtuoso de Sana Distancia.

También, la Ampaba ha desarrollado un Protocolo de Bioseguridad con más de 70 acciones para que los centros de diversión puedan implementarlos para garantizar la seguridad de sus clientes.

Ahora, el acceso a las atracciones tiene controles como los puntos de desinfección, se evitará el manejo de efectivo mediante el uso de plataformas digitales, terminales de venta y tecnología RFID; distribución de alimentos por medio de meseros hasta los camastros y señalizaciones de sana distancia, entre otras innovaciones.

Los parques acuáticos serán fundamentales para recuperar el equilibrio emocional y la felicidad de la sociedad después de un largo encierro lleno de tensión y noticias de impacto.

El presidente de la Ampaba sostuvo que el sector junto con más de 17 mil empleados directos lograron la evolución y reinvención de tal suerte que está lista la migración a la nueva forma de vida tras el COVID-19 por lo que visitar un parque acuático será una opción segura para los mexicanos una vez terminada la cuarentena, y es que por muchas generaciones los parques acuáticos han probado ser divertidos, seguros y una oferta deseada para las familias en el proceso de seleccionar las vacaciones del año.

Las ventajas son más de diez pero entre las más importantes destaca que los parques acuáticos son espacios abiertos y de grandes extensiones, lo que facilita el distanciamiento físico mas no social pues durante esta cuarentena, los parques han invertido en capacitar a su personal y acondicionar sus instalaciones “libres de COVID-19”.

Los parques acuáticos son empresas con un importante número de empleados lo que permite brindar atención a los clientes y cuidar con pulcritud la seguridad sanitaria del lugar. Aumentaron su equipo médico, de guardavidas y paramédicos certificados; además, personal de cocina refuerza el cuidado en manejo e higiene de alimentos, sin dejar la importancia de que personal sanitiza varias veces al día hasta el último rincón de las instalaciones.

Los viajes cortos y domésticos implican un menor riesgo para los turistas por lo que se considera que, tras el COVID-19 y después de la cuarentana, la preferencia será realizar viajes a destinos capaces de ofrecer un servicio integral que garantice buenas experiencias y seguridad en un menor tiempo fuera de casa.

Por lo que respecta a las piscinas, son garantía de que estarán “libres de COVID-19” ya que se atienden las instrucciones de estándares internacionales como el Center of Disease Control and Prevention quien ha informado que el virus es inactivo y eliminado en las piscinas debidamente operadas y mantenidas con los niveles de cloro y otros elementos químicos además de respetar la Norma Oficial Mexicana sobre el tratamiento de agua para uso recreativo.

Países que nos están viendo