Viajes

Dale a tu cuerpo alegría con amaranto…

José Luis Zaldívar Olivares, director general de Turismo y Fomento Económico de la alcaldía Xochimilco

El pueblo Santiago Tulyehualco de la alcaldía Xochimilco en la CDMX, reconocido, entre otros detalles por su principal producción de amaranto, realizará del 1 al 16 de febrero la tradicional Feria de la Alegría y el Olivo

Luis Felipe Hernández Beltrán

Ciudad de México, 22 de enero de 2020.— Si algo caracteriza internacionalmente a la alcaldía Xochimilco de la Ciudad de México, es su alegría.

Y no solo la alegría de su gente, sino también el producto que lleva ese nombre hecho con semillas de amaranto y miel o azúcar.

Y esa alegría, se busca compartirla, pero sobre todo, convidarla, a capitalinos y turista nacionales y extranjeros, en la tradicional Feria de la Alegría y el Olivo, que celebrará su edición 49 del sábado 1 al domingo 16 de febrero en la Plaza Quirino Mendoza y Cortés del pueblo Santiago Tulyehualco.

Así lo dieron a conocer la mañana de ayer en conferencia de prensa celebrada en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo del Centro Histórico de la Ciudad de México, el director general de Turismo y Fomento Económico de la alcaldía Xochimilco, José Luis Zaldívar Olivares, y representantes de la mesa directiva de la Feria de la Alegría y el Olivo.

Más de 90 productores de amaranto, en su mayoría oriundos de la alcaldía Xochimilco, estarán ofreciendo a precios accesibles productos elaborados con esta semilla, como las tradicionales barras de alegría, mazapanes, frituras y hasta platillos gastronómicos; sin dejar atrás los insumos a base de olivo, como aceitunas y aceites comestibles. También habrá venta de artesanías y suvenires, todo hecho en México. La sección de expo-venta es de entrada libre.

También habrá actividades culturales con costos simbólicos, como recorridos por lugares emblemáticos de Santiago Tulyehualco y pueblos aledaños; así como talleres guiados por expertos de la Secretaría de Cultura para gente de todas las edades; sin dejar atrás las conferencias magistrales sobre la importancia del amaranto en varios aspectos de la vida, a cargo de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Chapingo. Y desde luego, el toque artístico con música y baile con agrupaciones como la Sonora Dinamita y el Grupo Niche.

Destaca en el programa, un concurso gastronómico para el sábado 8 de febrero en el Salón Tío Moy (Nicolás Bravo 12, colonia Calyecac, Santiago Tulyehualco, alcaldía Xochimilco) en el que se espera la participación de más de 80 cocineros; así como el Primer Torneo de Trinquete los fines de semana que duré la Feria y el Torneo Infantil de Ajedrez el sábado 15 de febrero en la Parroquia de Santiago Apóstol.

Para tener un ambiente cien por ciento familiar, los organizadores han impuesto los días miércoles (5 y 12 de febrero) como los días del niño, en que los que habrá para los infantes asistentes descuentos de hasta un 15 por ciento en las ventas y talleres; mientras que los días viernes (7 y 14 de febrero), serán dedicados a los adultos mayores con la misma promoción.

Con esta Feria, Zaldívar Olivares dijo que esperan una derrama económica aproximada a los diez millones de pesos.

A pregunta expresa de Wendy Coss y León, directora general de la Editorial 3W México a la que pertenece Protocolo Foreign Affairs & Lifestyle, Pedro Molotla Franco, secretario de la mesa directiva de la Feria de la Alegría y el Olivo, explicó que uno de los beneficios que ofrece el consumo de amaranto a la salud humana es la prevención de la osteoporosis, ya que esta semilla contiene fósforo, hierro, calcio, grasa vegetal, vitaminas A, B , C, D y E; así como la lisina, un aminoácido fundamental para el crecimiento sano, que solo se obtiene de ese cereal, la leche materna, el maíz y la leche de vaca, por lo que su consumo es necesario y saludable.

Para conocer el programa y contenido de las actividades de la Feria de la Alegría y el Olivo, buscar los perfiles de las principales redes sociales, tecleando “Feria de la Alegría y el Olivo, Edición #49”.

Países que nos están viendo