Viajes

Ecoturismo en México: su primera opción para estas vacaciones

Le gustaría experimentar situaciones novedosas, sentir el vértigo de esquiar en nieve, descender por ríos veracruzanos que despiertan el espíritu, interactuar con milenarias comunidades indígenas, visitar sugestivas selvas o nadar en milenarias piscinas cristalinas sin tener que ir al mar en sus próximas vacaciones?

Si su respuesta es afirmativa, entonces su primera opción para vacacionar es cualquiera de los estados de la República Mexicana y se llama ecoturismo. Efectivamente, en poco tiempo podrá disfrutar de la primera pista de esquí en nieve durante casi todo el año, o nadar en las ya milenarias ciénegas –conocidas como «el mar de Coahuila»– sin tener que ir a la costa.

En México son cada vez más los destinos que están incluyendo actividades ecoturísticas para complementar otras como la agricultura, la pesca, el aprovechamiento forestal y la producción artesanal.

El ecoturismo también está vinculado, de alguna manera, con el turismo de aventura, deportivo y extremo pero se diferencia por ser una actividad turística más segura y accesible a todas las edades, pero con la misma intensidad e interacción con el medio ambiente.

Entonces, ¿qué es el ecoturismo?

El ecoturismo, más que una moda comercial del mundo turístico, es una alternativa de viaje, un reto por establecer actitudes y tendencias para promover el establecimiento de negocios a partir del cuidado del medio ambiente, donde la participación, responsabilidad y ética comercial buscan un beneficio común.

Es una actitud de respeto e interacción del hombre con la naturaleza, actitud que los turistas han empezado a manifestar en sus viajes a las áreas naturales y que nació a partir de la conciencia en torno a los problemas ambientales.

Esta nueva modalidad del turismo considera una promoción especializada con el objeto de facilitar experiencias y actividades novedosas para los paseantes.

Dentro de las categorías más aceptadas del turismo vinculado a la naturaleza podemos identificar aquellas actividades que se realizan en zonas costeras, áreas naturales protegidas y comunidades interesantes por su diversidad étnica, manifestaciones culturales o históricas.

Recomendaciones para ecoturistas

Para proveer una infraestructura más sólida, en áreas naturales protegidas, se invierten importantes recursos en instalaciones especializadas para esta actividad, claro ejemplo son los Pantanos de Centla, en Tabasco; El Vizcaíno, en Baja California Sur; Río Lagarto, en Yucatán, y Sian Ka’an, en Quintana Roo; este último será el Primer Centro Ecoturístico Integral que contará con ecoalojamiento y personal capacitado.

En el marco del Programa Mundo Maya se desarrollan los proyectos ecoturísticos Agua–Selva, en Huimanguillo, Tabasco, y Calakmul, en Campeche.

Entre las experiencias ecoturísticas está la del Ejido Tres Garantías, en Quintana Roo. Desde hace siete años, los ejidatarios desarrollan recorridos que muestran a los turistas la obtención del chicle, el cacao y el chicozapote. Los guías están capacitados y son originarios de la zona. Los visitantes son hospedados en instalaciones sencillas que, sin embargo, siguen las normas de higiene mínimas.

Otra experiencia es la de la comunidad indígena de Motozintla, en Chiapas. Sus habitantes tradicionalmente han cultivado canela, cacao y, principalmente, café orgánico, el cuál exportan a Holanda y Francia. Con la información que envían en los empaques de café incluyen la promoción de sus recorridos ecoturísticos e instalaciones para hospedaje. El éxito financiero en esta comunidad ha motivado a otras para desarrollar actividades complementarias.

Un ejemplo más es la reconversión de una población que, hasta 1990, vivía del rastro de tortugas más grande de México, en Mazunte, Oaxaca. Sus habitantes, con el apoyo de algunas organizaciones no gubernamentales, han adaptado las palapas para albergar a visitantes que acuden a la observación de tortugas, incluso, solicitaron la concesión de la zona federal marítima–terrestre para establecer un club de playa administrado por los propios habitantes. De hecho, para los visitantes de Huatulco, el recorrido a Mazunte es un paseo casi obligado.

En algunas áreas naturales protegidas, las autoridades han identificado las posibilidades de obtener recursos para su preservación, como en El Vizcaíno, donde la colaboración entre las secretarías de Turismo (Sectur), de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Fonatur, Pronatura, gobierno de Baja California Sur y municipios de Mulegé y Comondú, así como de organizaciones de pescadores y cooperativistas de la zona, ya sentaron bases para el aprovechamiento racional del avistamiento de la ballena gris, un fenómeno único en el mundo y declarado recientemente zona protegida.

Otros sitios y rutas ecoturísticas

El ecoturismo puede abarcar otro tipo de manifestaciones turísticas como es el turismo rural, de aventura, científico y cultural. Las actividades ecoturísticas, generalmente están rodeadas por circuitos y sitios de interés general como museos, sitios arqueológicos, comunidades rurales y atractivos culturales.

A partir de la geografía de una zona determinada se desarrollan empresas y servicios en torno a determinadas actividades, tal es el caso de Veracruz, primer lugar en turismo de aventura, donde su hidrografía permite a los practicantes de rafting disfrutar de esta emocionante actividad.

Para practicarlo se necesita ser mayor de edad, ponerse el equipo básico: casco y chaleco salvavidas, y seguir todas las instrucciones de los guías. El cumplimiento de estas normas lo hace completamente seguro.

En la Sierra de Arteaga, en Coahuila, puede practicarse la caminata, ciclismo de montaña, rappel y próximamente esquí en la primera pista de nieve natural en México a la que se añade el extraordinario paisaje y otros servicios.

El Museo del Desierto, cercano a la ciudad de Saltillo, está enclavado en una zona paleontológica donde se pueden encontrar restos fósiles de dinosaurios. El valle de Cuatro Ciénegas ofrece cerca de 200 pozas de agua cristalina en medio del desierto, y que por su belleza se ha denominado «el mar de Coahuila».

Actividades opcionales

Las actividades con mayor potencial de crecimiento se concentran en la observación de ecosistemas, descenso en ríos, buceo, caminata y ciclismo de montaña, pudiéndose integrar circuitos y rutas ecoturísticas en casi todos los estados del país.

Actualmente se contabilizan 210 proyectos ecoturísticos para comunidades indígenas entre los que destacan: la Selva Lacandona, en Chiapas, y los Pantanos de Centla, en Tabasco.

Algunos de los operadores de ecoturismo y turismo de aventura, sin mencionar las dependencias de turismo estatales, son: Escudo Jaguar, Ixtlán, Diversión en Río, Eccosports, Río y Montaña, México Verde, Guías Aztecas y Safari Aventure.

Todas las empresas se están certificando para operar con el equipo básico para su especialidad y brindan las condiciones básicas de higiene y seguridad.

México: potencial ecoturístico

México ostenta la cuarta posición mundial en materia de biodiversidad, cuarto lugar en número de aves con 1,200 especies, y tiene todas las posibilidades para convertirse en una verdadera potencia ecoturística.

Por tal motivo, esta actividad representa una oportunidad para hacer rentables las áreas naturales protegidas, impulsar su conservación y desarrollar el bienestar de quienes viven en ellas.

En menos de 10 años el número de empresas de ecoturismo en México creció en 600 por ciento, pasando de 60 en 1995 a 380 empresas en la actualidad.

Por otra parte, México tiene 11,000 kilómetros de litoral y su geografía permite tener 9 de los 11 ecosistemas hasta hoy reconocidos.

Según datos de la Secretaría de Turismo, las negociaciones comerciales de ecoturismo y turismo de aventura aumentaron 12 por ciento en relación a 2001. El porcentaje de compradores por segmento fue de 39 por ciento para el ecoturismo y 40 por ciento para el turismo de aventura, y cada sector superó en una tercera parte al registrado en 2001.

El gasto de los practicantes internacionales representa 64.2 por ciento, mientras que el de los nacionales asciende a 35.8 por ciento.

2002, Año Internacional del Ecoturismo

Durante los últimos años, el turismo se ha convertido en la industria con la tasa de crecimiento anual más elevada a escala mundial, incluso superior a la petrolera y la automotriz. El número de personas en el mundo que busca experiencias ecoturísticas se ha incrementado entre 25 y 30 por ciento anualmente.

Ante la creciente demanda por las actividades ecoturísticas en el mercado internacional de viajes, la Organización de las Naciones Unidas designó el 2002 como Año Internacional del Ecoturismo, motivo por el cual se han realizado distintos foros y actividades, tanto nacionales como internacionales.

Como parte de las acciones del Año Internacional del Ecoturismo, el gobierno de México canalizó alrededor de 254 millones de pesos en infraestructura para esta actividad.

Parte de estos recursos se destinarán a 14 proyectos del ámbito estatal, que permitirán fortalecer el desarrollo de productos especializados en áreas naturales y otros 14 proyectos ecoturísticos comunitarios en una alternativa económica y social para las comunidades locales.

Al viajar no debe olvidar

Las principales recomendaciones para las actividades ecoturísticas en cuanto al ambiente son: no encender fogatas, recoger la basura y respetar el entorno.

Respecto al turista, el equipo básico para muchas de las actividades incluye: gorra o sombrero, bloqueador solar, repelente para moscos, zapato cómodo para cada actividad, navaja multifuncional e impermeable o chamarra.

Infórmese sobre precios y prestadores de servicios ecoturísticos, la mayor parte de las páginas web de los estados ofrecen información adicional y formas de ponerse en contacto con la actividad que desee realizar.

El precio por persona para estas actividades podría parecer caro, pero en su mayoría, las actividades, hospedaje, alimento y en algunas ocasiones, traslado están incluidos. Recuerde que cuando visita una comunidad ecoturística se generan empleos y servicios adicionales, y se favorece el desarrollo del país.

Un comentario

Comente

Países que nos están viendo