Viajes

Guatemala, tierra de esplendor y tradiciones

Guatemala tiene una localización única en Centroamérica, razón que le ha valido ser considerada como el centro geográfico del continente.

Esta condición ha sido determinante para conjugar en el país arqueología, recursos naturales, aventura y una infinidad de posibilidades turísticas y recreativas.

En su territorio de más de 108 mil 899 kilómetros cuadrados se extienden montañas, volcanes, ríos así como los más diversos ecosistemas: playas, junglas tropicales y planicies boscosas.

Sobresalen también los 33 volcanes con que cuenta el país, los cuales le dan un toque muy especial a los paisajes que poseen uno de los más altos grados de diversidad biológica en el mundo.

Arqueología

En Guatemala los mayas convivieron en armonía con su entorno y erigieron una de las civilizaciones más refinadas del mundo y la historia.

En Tikal, la ciudad más grande y monumental de esta inmemorial cultura, se adoró en su magnificencia el plumaje del quetzal y la figura del ocelote.

Allí, los mayas elevaron sus pirámides hacia el cielo. El templo de la serpiente bicéfala de este sitio arqueológico alcanza los 70 metros de altura y desde ahí es posible percibir el sonido de la fronda: más de 300 especies de pájaros, monos aulladores, ocelotes, jaguares, tucanes, pavos ocelados, entre otros.

Por su inmenso valor, Tikal ha sido declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO.

En Guatemala abundan los sitios arqueológicos por conocer. Basta mencionar Yaxhá, ciudad ubicada en la selva donde se yerguen edificios antiguos muy similares a los de las ciudades mayas de Yucatán, México; Uaxactún, centro ceremonial donde abundan las construcciones edificadas con propósitos astronómicos; Iximché, donde habitaron guerreros y hábiles constructores de ciudades fortificadas que practicaban el juego de pelota.

Paraíso natural

La zona que comprende los departamentos de las Verapaces, en el centro del país, ofrece una enorme cantidad de opciones para aquellos que disfrutan de la vida al aire libre, los recorridos por brechas, las caminatas y la convivencia con la naturaleza.

Uno de los mejores sitios para hospedarse es Cobán, cabecera de Alta Verapaz y situado en las riberas del río Cahabón. Cobán es un poblado colonial, entre cuyas construcciones destaca la iglesia de El Calvario.

A sólo cinco minutos de Cobán se encuentra el Vivero de las Verapaces, uno de los mayores invernaderos de orquídeas de América, el cual posee 60 mil ejemplares pertenecientes a 750 especies, 200 de las cuales son variedades en miniatura.

Otro sitio de gran belleza natural es Semuc Champey y sus cascadas. Constituye una serie de caídas de agua del río Cahabón, que recorre 300 metros entre un paisaje rocoso que forma pozas de diferentes profundidades.

El Parque Nacional de Lachúa y las cuevas de La Candelaria son otros dos sitios que no pueden dejarse de visitar. El primero es un bosque subtropical muy húmedo, habitado por valiosas especies, peces, mamíferos y anfibios.

El segundo está compuesto por una serie de cavernas sagradas de los antiguos mayas que sirven de cauce subterráneo al río del mismo nombre. En su interior hay tramos navegables y se pueden admirar vestigios arqueológicos como altares y objetos de cerámica.

En Guatemala hay una aventura para cada gusto. Si usted disfruta de practicar el vuelo libre, los cielos de este país, transparentes y aireados, facilitan la práctica de este fascinante deporte.

Asimismo, el mundo de los vientos ha transformado las aguas guatemaltecas en un paraíso para los deportes náuticos. La brisa en Guatemala es acogedora y fresca, así que no deje de acudir a los lagos de Atitlán e Izabal y a río Dulce para disfrutar de su deporte favorito.

Pero si prefiere la velocidad y el roce de las aguas no puede dejar de practicar canotaje en los rápidos del río La Pasión. También puede acercarse al río Chiquibul o al enorme Usumacinta, en Petén, o deslizarse hasta el vértigo en el cauce que forman las grutas de Semuc Champey y el río Cahabón, en Alta Verapaz.

Sin duda, para el viajero más exigente Guatemala ofrece una gran variedad de actividades, las cuales comprenden desde vestigios arqueológicos, ciudades coloniales, playas, ríos subterráneos (cenotes), arte, cultura, una vasta gastronomía criolla y, sobre todo, gente amigable, encuentro único entre la naturaleza, el hombre y el tiempo.

Comentar

Comente

Países que nos están viendo