¡Salud por Burdeos!


Publicada el
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this page

Una enorme zona vitivinícola, la Plaza de la Bourse con su espejo de agua y el Museo del Mar y de la Marina, próximo a inaugurarse; entre otros atractivos turísticos, hacen de Burdeos la segunda ciudad turística más importante de Francia, después de París

Texto: Luis Felipe Hernández Beltrán 

Fotografías: Cortesía de la Oficina de Turismo y Congresos de Burdeos y Luis Felipe Hernández Beltrán

La impresionante Plaza de la Bourse con su espejo de agua, íconos de Burdeos

La impresionante Plaza de la Bourse con su espejo de agua, íconos de Burdeos

Escribir una historia sobre el vino y no darle un capítulo a la ciudad de Burdeos, sería algo totalmente incompleto.

Y es que de sus 49.36 kilómetros cuadrados, 111 mil hectáreas están dedicadas al cultivo y elaboración de esta bebida que se importa a todo el mundo con sus 65 denominaciones de origen. Gracias a esta bebida, tanto la ciudad como distintas marcas que fabrican sus productos allí, han ganado premios y reconocimientos a escala mundial.

Tanto es así, que un recorrido obligatorio de quienes visitan esta parte del suroeste francés, es precisamente a la zona vitivinícola: sus sembradíos, producción y desde luego, una degustación no puede faltar.

Desde hace 20 años, se realiza la Fiesta del Vino de Burdeos, el mayor evento etnoturístico de Europa, con más de tres kilómetros en los que los asistentes de todo el mundo podrán conocer todo lo que quieran saber del vino.

Pero si el área vinícola es impresionante con la que los burdigalenses sorprenden al mundo, ni qué decir de su puerto por el que anclan y zarpan majestuosos cruceros.

La Plaza de la Bourse, impactante por su arquitectura tradicional francesa del siglo XVIII con sus retablos y esculturas de relieve que si bien de día luce hermosa, de noche es todo un espectáculo con su iluminación y fascinará aún más con el espejo de agua en las afueras de su frente, considerado el más grande del mundo, el cual refleja la belleza de esta joya arquitectónica mundial, además de tener un atractivo espectáculo con la bruma que se forma allí.

Y a eso, se le suman museos de arte tradicional y contemporáneo, además de sus calles y pequeñas construcciones que revivirán pasajes medievales y ni qué decir de su vasta gastronomía en puestos callejeros, mercados y restaurantes para todos los alcances económicos.

Para atraer también a los jóvenes, a lo largo del año se organizan festivales underground, donde las calles se llenan de arte alternativo y música.

A tantos atractivos, este 2018, el 15 de junio, se le sumará el Museo del Mar y de la Marina, dedicado a la ciencia, cultura e historia de la mar, parte importante del comercio de Burdeos.

En la gira por México que realizaron autoridades turísticas de distintas zonas de la región de Borgoña, Alaïs Perret, encargada de prensa y relaciones públicas de la Oficina de Turismo y Congresos de Burdeos, dijo que espera que los mexicanos acudan a esa zona de Francia para darle más “salud” a su vida.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>