Cultura

30 de marzo, Día Internacional del Lápiz

El primer lápiz data del siglo XV en Suabia, Alemania, donde un carpintero lo utilizó para renovar una casa

Revista Protocolo

Ciudad de México, 30 de marzo de 2020.— Patentado por Lothar Faber en 1864, el lápiz se ha convertido en un aliado de la humanidad.

Hoy, 30 de marzo, se celebra en todo el mundo el Día del Lápiz, uno de los legados más importantes de todos los tiempos.

El lápiz permitió al ser humano expresarse en papel y así dar a conocer sus pensamientos, historias y sentimientos. Es el punto de partida de las creaciones que han tenido impacto duradero en el mundo de las artes, la literatura y la ciencia.

El lápiz más antiguo del mundo es el centro de atención en la exposición histórica que está de manera permanente en el Castillo de Faber-Castell en Stein, Alemania. Durante el trabajo de renovación de una casa en Suabia, Alemania, este inusual lápiz fue descubierto en una viga del techo, donde un carpintero lo había olvidado. Debido a que el edificio era antiguo y se remonta al siglo XVII, el objeto permaneció inadvertido en su escondite durante siglos. Hecho de madera en bruto, pegado, tiene marcas de uso que confirman su antigüedad. Por lo tanto, es el ejemplo más antiguo de un lápiz que se conoce hasta la fecha.

Justo a tiempo para el 240 aniversario de la empresa Faber-Castell en el año 2001, incorporó una pluma de edición limitada de solo 99 piezas. Una obra de arte en oro blanco sólido de tamaño magnum, coronada con tres diamantes de calidad fina a un precio de diez mil euros.

El tercer lápiz, incluido en el Libro de Récords Guinness, es difícil de exhibir y transportar: con sus 19.75 metros ostenta el título del lápiz más grande del mundo y se colocó en una torre de cristal con motivo de la inauguración de la fábrica de Faber-Castell en Malasia. Hoy en día, es una atracción para los visitantes de la sucursal asiática, que es considerada la mayor productora de gomas de borrar del mundo.

Donde está el más grande, no debe faltar el lápiz más pequeño: mide tan solo 17.5 milímetros de largo y aproximadamente tres milímetros de ancho. Hecho en abeto de Norteamérica y con una mina de grafito genuino (0.5 milímetros de diámetro), es solo una décima parte de longitud de un lápiz normal. Se fabricó en Alemania para la ceremonia de apertura de la planta de Malasia en 2001, donde recibió una presentación solemne de la gerencia. Por su tamaño, necesitaría de unas pinzas para usarlo, ahora se exhibe en un escaparate en el vestíbulo.

Con la cantidad de lápices que Faber-Castell fabrica al año, se podría superar la distancia entre la Tierra y la Luna, o dar más de nueve vueltas a la Tierra por el Ecuador. Además, produce dos mil 200 millones de lápices de madera al año, donde si se trazara una línea recta con un lápiz hasta acabar el grafito, tendría una longitud de 56 kilómetros.

Faber-Castell cuenta con diversas líneas y lápices para todas las edades, con distintos diseños y formas hexagonales, triangulares, acuarelables, fabricados con maderas sustentables y certificadas, que provienen de sus propios bosques.

Los niños aman los lápices, sobre todo los de colores y Faber-Castell cuenta con una variedad de opciones para todas las edades y sus necesidades.

El 30 de marzo también es el cumpleaños del artista Vincent van Gogh, que nació en 1865, siendo uno de los primeros fanáticos de los lápices de Faber-Castell.

Países que nos están viendo