Cultura

Inspiran presos para arte urbano

El artista Hank Willis Thomas plasmó en los exteriores de cuatro lugares de la CDMX, frases sobre el COVID-19 que expresaron reclusos de cárceles de Latinoamérica

Revista Protocolo

Ciudad de México, 9 de julio de 2020.— Recientemente, el reconocido artista afroamericano Hank Willis Thomas intervino cuatro puntos de la Ciudad de México ubicados en avenida Insurgentes y Álvaro Obregón, estación del Metro Cuauhtémoc, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Fiscalía General de la República, con una instalación artística de luz que proyectó poemas, ensayos, historias y peticiones de personas privadas de su libertad en América Latina.

La iniciativa fue realizada por el artífice junto con Baz Dreisinger, profesora del John Jay College of Criminal Justice de Nueva York, y fundadora y directora ejecutiva del Incarceration Nations Network, porque ambos identificaron que la población en prisión es una de las más vulnerables frente a la pandemia por el COVID-19.

“Somos la voz detrás del muro”, aseguraron los presos ante Dreisinger, quien es una de las impulsoras de las reformas al sistema penal alrededor del mundo, pues considera que en por lo menos las 50 cárceles que ha visitado del planeta, “no existen condiciones de reinserción social, ni mucho menos posibilidad de ejercer medidas de seguridad sanitaria para evitar la propagación del COVID-19”.

La intervención artística que lleva por título “The Writing on the Wall” se ha realizado en ciudades estadounidenses como Nueva York, Ohio, Detroit, Nueva Orleans, Filadelfia, Miami, Washington, entre otras, y está relacionada con manifestaciones masivas de reivindicación de grupos con problemática racial en todo el mundo, que en las últimas semanas utilizó el lema “Black Lives Matter”.

Thomas trabaja con conceptos como identidad, historia y cultura popular. Recientemente, obtuvo el proyecto de colocación de una escultura monumental en el Boston Common Memorial en honor a Coretta Scott King y Martin Luther King. Ha sido catalogado como uno de los artistas contemporáneos más importantes del mundo.

Se eligió a la CDMX para realizar esta manifestación artística por considerarla una urbe donde los mensajes pueden ser vistos por millones de personas. De esta manera, a través del arte se eliminaron de manera simbólica las barreras entre presos y transeúntes.

Países que nos están viendo