Deportes

Raúl Jiménez, un lobo mexicano

El goleador mexicano y su equipo inglés, Wolverhampton, se suman a la campaña #ProtegeALaManada a favor de la conservación del más pequeño de los lobos del continente americano: invitan a donar a través de la página wwf.org.mx

Revista Protocolo

Ciudad de México, 5 de febrero de 2020.— Raúl Jiménez, jugador mexicano del equipo de futbol inglés Wolverhampton, hizo un llamado para salvar al lobo mexicano mediante la campaña #ProtegeALaManada, que promoverá la donación a programas de conservación del Canis lupus baileyi, especie que, con entre 30 y 50 individuos en vida silvestre, está en peligro de extinción.

“Amo a los lobos, son increíbles. Forma parte de mi equipo, cuida a los lobos mexicanos, pues son los guardianes de los bosques”, dijo el delantero en un mensaje videograbado, a quien la afición del conjunto inglés llama el “lobo mexicano”.

“Hace cuarenta años los lobos mexicanos desaparecieron de nuestros bosques. Por fortuna hoy están de regreso”, agregó Jiménez, al expresar su apoyo a la campaña de concientización y donación que lidera WWF México, con el respaldo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) e instituciones como los zoológicos de Chapultepec, Aragón y Los Coyotes, quienes en conjunto tienen ahora en sus instalaciones 22 lobos para el programa de reproducción y reintroducción a la vida silvestre.

A mediados del siglo XX, una agresiva campaña de erradicación en Estados Unidos y México llevó al lobo a su extinción en vida silvestre en territorio mexicano. A finales de la década de 1970, los gobiernos de ambos países comenzaron a colaborar para recuperar y reproducir ejemplares en cautiverio y después liberarlos en las zonas donde habitaban. Gracias a ello, los lobos están de vuelta en nuestro país.

La campaña pretende resaltar la importancia de la especie para la naturaleza y recaudar fondos de la ciudadanía en general para destinarlos a un programa interinstitucional de reintroducción de los lobos a su hábitat, con el objetivo de que el lobo se reproduzca y en unos años su situación sea de preocupación menor. Para ello, se requiere que este cánido aumente su población y cuente con ecosistemas sanos donde vivir, explicó Jorge Rickards, director general de WWF México.

Russell Jones, director de Marketing del Wolverhampton, destacó la empatía que hay entre fanáticos ingleses del equipo con Raúl Jiménez y ahora con el lobo mexicano, además de mostrar dos playeras de los Wolves firmadas por los jugadores del equipo, entre ellos Raúl Jiménez, que serán entregadas en marzo del presente año a los dos aficionados que resuelvan acertadamente una trivia digital que será publicada en la página wwf.org.mx/protegealamanada

La embajadora del Reino Unido en México, Corin Robertson, comentó que “México es un país con una diversidad increíble. Admiro esta iniciativa que Raúl Jiménez, en colaboración con los Wolverhampton Wanderers F.C. y WWF, está impulsando para la conservación del lobo mexicano. El futbol es uno de los lazos más fuertes entre México y el Reino Unido y estoy segura de que juntos podremos involucrar a nuestras comunidades para generar conciencia y tomar acciones que contribuyan a la conservación de nuestras especies y sus ecosistemas. El manejo sostenible de los recursos naturales ayuda además a combatir el comercio ilegal de vida silvestre, que es una de las prioridades del Reino Unido”.

Participaron también el encargado de despacho de los temas de especies en riesgo de la Conanp, José Eduardo Ponce, y Fernando Gual, director general de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre.

Países que nos están viendo